La CNDH debe ser un organismo autónomo y cercano a la gente

Por Fernando Fuentes

En México es imprescindible y urgente reforzar la agenda de defensa de los derechos humanos como un eje transversal de políticas de Estado así como  de las y los periodistas, de las y los defensores de derechos humanos, mujeres y migrantes, destaco el Maestro Manuel Eduardo Fuentes Muñiz, al comparecer en el Senado de la República, como aspirante a ocupar la presidencia de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos CNDH.

Manifestó que en el contexto de profunda transformación que se vive en el país, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos debe de consolidarse como una organismo autónomo con una mayor cercanía con las víctimas, al tiempo de brindar mayor acompañamiento a los familiares de las personas desaparecidas.

Con un notable conocimiento y amplia experiencia en materia de derechos humanos, el Doctor Manuel Eduardo Fuentes Muñiz, formuló interesantes propuestas que se enmarcan en 5 ejes temáticos:

  1. Operación y rediseño de la CNDH.
  2. Vinculación con los niveles de gobierno y Poderes de la Unión.
  3. Fortalecimiento en la promoción, educación e investigación en Derechos Humanos.
  4. Proponer un eje articulador de instituciones para la atención integral de Victimas y de transversalización de políticas públicas
  5. Cercanía a la gente y presencia de la CNDH en todo el territorio nacional.

Manuel Eduardo Fuentes Muñiz es Licenciado, Maestro y Doctor en Derecho. Ha sido docente en diferentes universidades, desarrollando temáticas diversas, relativas a la jurisprudencia mexicana tendiente a la progresividad de los derechos humanos.

Durante la trayectoria profesional y actor vinculado a la defensa de los derechos humanos, destaca la activa participación del Doctor Fuentes Muñiz en la lucha de las costureras, de las trabajadoras del hogar, el apoyo a familiares de mineros de pasta de conchos, el trabajo que realizó con trabajadores del campo, el apoyo a campesinos en que demandaban la regularización de sus problemáticas sobre su tierra, la atención de casos penales de grupos vulnerables; muestra la capacidad y el perfil adecuado para dirigir la máxima institución de defensa y protección de los derechos humanos del país.

Fuentes Muñiz fue uno de los asesores de Rosario Ibarra de Piedra, luchadora incansable que ha buscado esclarecer las desapariciones forzadas de 1968. También se presentó ante la Organización Internacional del Trabajo, contra el Estado mexicano por la muerte de 65 mineros en Pasta de Conchos, en el año de 2011.

Su trabajo en la de defensa y protección de los derechos humanos fue reconocido en la ciudad de Nueva York, por TheLawyersCommittefor Human Rights.

Con esta vasta experiencia, el Doctor Manuel Eduardo Fuentes se pronunció por generar un proceso de revisión de los mecanismos internos de la CNDH, para desburocratizar y eficientar a la institución, lo que evitaría que las recomendaciones se emitan con varios años después de ocurridos los hechos.

Señaló que como ombusdsperson buscaría además generar recomendaciones concretas que hagan una petición urgente a la autoridad, sin perder sustento y fundamentación.

Se comprometió a integrar y fortalecer equipo de investigación, lo que propiciaría que se investigaran un mayor número de casos con más celeridad, para lo que se requeriría contar con un mayor número de médicos legistas, peritos y equipos de investigación humanos y materia.

Finalmente, propuso a los legisladores articular una atención integral hacia las víctimas, así como revisar y reforzar la articulación de las instituciones de gobierno, a fin de eficientar las funciones de la CNDH en labores de investigación, como es el caso de la Comisión de Atención a Víctimas (que ahora carece de dirección) o del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, así como la CONAVIM.

Premio Nacional de Periodismo 2008 y 2016. Premio Nacional de Locución 2017. Premio México de Periodismo 2013. ferfuentesmty@hotmail.com