La imposición de aranceles al aluminio y acero mexicanos por “seguridad nacional, no es una medida justificada”: México

Ante el peor escenario que este jueves se concretó en materia económica con Estados Unidos al decidir la imposición de aranceles a la importación de acero y aluminio procedentes de México, el Gobierno Federal lamentó y reprobó la medida, más aún bajo el criterio de seguridad nacional, que “no es adecuada ni justificada”.

Sin embargo, y casi a la par, anunció la imposición de medidas equivalentes a diversos productos como aceros planos (lamina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos), lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, diversos quesos, entre otros, hasta por un monto equiparable al nivel de la afectación.

En este tenor, la Secretaría de Economía (SE), observó que esta medida estará vigente hasta en tanto el gobierno estadounidense no elimine los aranceles impuestos.

Recordó que el acero y el aluminio son insumos que contribuyen a la competitividad de varios sectores estratégicos y altamente integrados en América del Norte, como el automotriz, aeroespacial, eléctrico y electrónico, entre otros.

La dependencia federal sostuvo que México es el principal comprador de aluminio y el segundo de acero de Estados Unidos.

Y por ello, México reitera su postura en contra de medidas proteccionistas que afectan y distorsionan el comercio internacional de mercancías, pero reitera su apertura al diálogo constructivo con Estados Unidos, su apoyo al sistema comercial internacional y su rechazo a las medidas proteccionistas unilaterales.

Tras la decisión del gobierno de Donald Trump, el presidente Enrique Peña Nieto sostuvo una conversación vía telefónica con el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau.
Se informó en un comunicado de la Presidencia de la República, que ambos mandatarios lamentaron y expresaron su rechazo a la reciente decisión de los Estados Unidos de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio provenientes de Canadá, México y la Unión Europea (UE), a partir de este jueves, bajo el criterio de “seguridad nacional”.
Peña Nieto habría dado a conocer a su homólogo canadiense las medidas compensatorias que México pondrá en marcha de manera inmediata, por un monto equiparable al nivel de la afectación, y que estarán vigentes en tanto el gobierno estadounidense no elimine los aranceles impuestos.

De su parte, el Primer Ministro Trudeau le confirmó que Canadá también establecerá medidas compensatorias proporcionales.
Ambos habrían reiterado su compromiso de continuar en estrecha comunicación, trabajando coordinadamente para defender un comercio internacional libre y basado en reglas, incluyendo la exitosa modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En este tenor, el vocero del gobierno de la República, Eduardo Sánchez Hernández, señaló que en la renegociación que se hace con Canadá y Estados Unidos sobre el TLCAN, México siempre apostará al diálogo y la negociación.

No negó ni confirmó si la decisión de Estados Unidos de imponer aranceles al acero y aluminio afectará el proceso de renegociación de este acuerdo comercial, pero sostuvo que en un diálogo de este tipo se presentan varias circunstancias, que son parte del mismo proceso.

Dijo que México seguirá negociando, pues “cuenta con un equipo de negociadores que ha sido reconocido mundialmente como un equipo sólido, bien preparado y con experiencia, y México siempre le va a apostar al diálogo y a la negociación”.

El también coordinador de Comunicación Social de la Presidencia de la República, indicó que “las negociaciones son así, hay negociaciones más complicadas que otras”, pero aseveró que “la obligación de un gobierno y de sus negociadores profesionales y con experiencia, es continuar con el diálogo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *