La India califica de “sensacionalistas” los reportes de espionaje con Pegasus

Nueva Delhi, 19 jul (EFE).- La India calificó este lunes de “sensacionalistas” las informaciones de que el software espía de la empresa israelí NSO Group se utilizó para atacar a periodistas, defensores de los derechos y políticos en el país asiático.

“Cualquier forma de vigilancia ilegal no es posible con los controles y equilibrios de nuestras leyes y robustas instituciones (…) claramente vemos que no hay ningún fundamento tras este sensacionalismo”, dijo ante el Parlamento el ministro de Información, Ashwini Vasihnaw.

El ministro, entre los abucheos de la oposición, afirmó que los reportes sobre el espionaje “parecen ser un intento de dañar la democracia india y sus bien establecidas instituciones”.

La organización Amnistía Internacional (AI) se refirió hoy al asunto asegurando que el programa Pegasus de NSO Group sirvió para “facilitar la comisión de violaciones de derechos humanos a gran escala en todo el mundo”, de acuerdo con una investigación sobre la filtración de 50.000 números de teléfono de posibles objetivos de vigilancia.

Los números de teléfono pertenecen a países como México, India, Hungría y Marruecos.

El medio indio The Wire, que forma parte de la investigación, ha afirmado que entre los números de teléfono filtrados figuran unos 300 indios, incluyendo dos ministros y cuarenta periodistas, así como líderes de la oposición y activistas, entre otros.

Dos números de teléfono utilizados por Rahul Gandhi, líder del opositor Partido del Congreso, aparecen en la lista, precisó el medio.

El Proyecto Pegasus es una investigación en la que han participado más de 80 periodistas de 17 organizaciones de medios de comunicación de 10 países, bajo la coordinación de Forbidden Stories, organización sin ánimo de lucro de medios de comunicación con sede París, y con el apoyo de AI, que realizó análisis forenses de móviles para identificar rastros del software espía.

La empresa israelí ha afirmado que el software espía está restringido a un número limitado de Gobiernos y agencias gubernamentales.

Los autores de la investigación han precisado que la lista indica que podrían ser posibles objetivos, aunque solo un examen del dispositivo puede probar que fue efectivamente comprometido.

Ese programa había sido diseñado para perseguir a criminales y terroristas pero fue usado para infiltrarse en al menos 37 teléfonos móviles, de acuerdo con los detalles difundidos. EFE