La mujer que se coló en Palacio; al que sí habla, Dios (AMLO) sí lo oye; la casa del espionaje

La seguridad de Andrés Manuel López Obrador es asunto de Estado.

Su G-20 ha sido rebasado ya tres veces desde el sábado 1 de diciembre, cuando asumió la Presidencia, y aunque el tabasqueño ha dicho que el pueblo bueno lo cuida -y así ha sido-, lo cierto es que debe ser más serio.

El de Macuspana tiene que aceptar que le cuide un equipo de profesionales. Que no cometan excesos, que no sean fantoches -como él dice-, que sean discretos, que permitan el contacto con la gente, pero que lo hagan.

El sábado fueron al menos tres ciclistas, principalmente una, la que originó, incluso, la cabeza de los diarios al otro día con su “no tienes derecho a fallarnos”.

El domingo, decenas de simpatizantes en el caduco aeropuerto capitalino, donde no le permitían ni avanzar para volar a Xalapa, Veracruz.

Y ayer, María Arredondo Bernal, presunta activista social de Sinaloa, se hizo pasar como reportera en la conferencia matutina de Palacio Nacional y logró llegar a López Obrador para entregarle un documento.

Se requiere control, orden, sin caer en los excesos del desaparecido Estado Mayor Presidencial (EMP).

 

Superdelegados no verán seguridad

La tormenta que se avecinaba todavía ayer por la mañana, se disipó al anochecer.

Los coordinadores federales, mejor conocidos como superdelegados, no intervendrán en la seguridad en los estados.

Sólo en el manejo y supervisión de los programas sociales.

No serán secretarios técnicos de las mesas estatales de seguridad.

Así se acordó en la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), en Palacio Nacional, donde Andrés Manuel López Obrador dijo no saber que los coordinadores asumían un rol que, en teoría, nadie les ordenó.

En lo político, parece haberse impuesto la apertura y receptividad del tabasqueño, pero la decisión tiene varias aristas.

Es complicado, porque ningún gobernador está en condiciones de garantizar la seguridad en su estado sin el apoyo de las fuerzas federales. Salvo Campeche y Yucatán, dos de las entidades más seguras del país, el resto preocupa.

Egidio Torre Cantú, ex gobernador de Tamaulipas, azotado por el narcotráfico y el crimen, pasaba más tiempo en McAllen y Austin, que en su estado.

Gobernaba a control remoto.

Sustituyó a su hermano ejecutado en 2010, Rodolfo Torre Cantú.

Enrique Alfaro, ex priísta, ex panista y ex todo, gobernador electo de Jalisco por Movimiento Ciudadano (MC), encabeza al grupo de mandatarios que piden autonomía en el manejo de los cuerpos de seguridad.

Alejandro Moreno Cárdenas, gobernador de Campeche, asegura que el tema quedó claro:

-Los coordinadores territoriales serán encargados de los programas sociales y de desarrollo y los temas de seguridad los veremos con las fuerzas armadas.

Habrá una representación en el secretariado técnico, como siempre ha sido, que será la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno federal y nosotros estaremos como responsables de nuestras entidades. Nos fue bien.

Moreno Cárdenas, Alito, asumió ayer la presidencia de la Conago.

Cuando le dijeron a López Obrador lo que sucedía, aseguró que que no podía ser.

Le mostraron los memorandos. Y vino el acuerdo.

 

Requiere IMSS administración

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) vive una paradoja.

Tiene grandes médicos, especialistas de primer nivel, enfermeras que trabajan día y noche, afanadores que se entregan por mantener las instalaciones limpias, y equipo de primer nivel.

Pero le falta administración.

Orden, lógica.

Germán Martínez Cázares, ex panista hoy defensor a ultranza de la Cuarta Transformación, y director desde el lunes, lo advirtió al tomar posesión:

-Recibo un IMSS con déficit de doctores y de enfermeras, de camas y en grave crisis de atención hacia las personas.

Y hay más. El programa IMSS-Prospera, rebautizado como IMSS-Bienestar, y que atiende a 13.1 millones de mexicanos, absorberá gradualmente los fondos del Seguro Popular para encabezar la universalización de los servicios de salud, proyecto de la 4T.

Por cierto, Pedro Haces Barba ocupa desde ayer el escaño que dejó Martínez Cázares en el Senado por Morena.

El líder de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) promete una nueva era sindical, en la que los vicios de la CTM no se repitan.

 

Respalda Trife al magistrado

Janine Otálora Malassis dio ayer su apoyo a José Luis Vargas Valdez,  magistrado del Tribunal Electoral del Poder judicial de la Federación (Trife), autor del proyecto de sentencia que plantea anular la elección en Puebla.

La presidenta del Tribunal asegura que se analizará y discutirá en el pleno, así como la solicitud del Partido Acción Nacional (PAN) de que Vargas Valdez ya no participe.

El Trife podría resolver el domingo la impugnación de Luis Miguel Barbosa Huerta, candidato de Morena, quien acusa toda clase de irregularidades en la elección, de la que resultó ganadora Martha Erika Alonso Hidalgo, esposa de Rafael Moreno Valle… ex gobernador de Puebla.

Gabriel Biestro, líder de Morena en ese estado, asegura que los panistas sólo pretenden desprestigiar al magistrado por haber tuiteado el proyecto, pero ninguna ley lo prohíbe ya que el Trife lo ha hecho varias ocasiones.

 

Apunta hasta sexenio de Ebrard

La presunta casa de espionaje hallada en la CDMX rebota hasta el sexenio de Marcelo Ebrard.

La información conocida refiere que tiene, por lo menos, cinco años operando, pero hay indicios de que existe desde años atrás.

Y la operación apunta hacia Alberto Esteva.

Habrá que esperar el resultado de las indagatorias que corresponderán a partir de hoy a Ernestina Godoy, nueva procuradora capitalina.

 

Feliz como una lombriz

Ricardo Monreal anda feliz como una lombriz -estamos en el sexenio de los dichos, luego de que López Obrador le agradeciera su apoyo, al recibirlo en Palacio.

Buenas nuevas para el coordinador de los senadores de Morena.

 

Vámonos:

Abrazo solidario a Beatriz Gutiérrez Müller, esposa de Andrés Manuel López Obrador, por la muerte de su mamá, Nora Beatriz Müller Bentjerodt.

-Su bien morir fue en casa, llena de paz, rodeada de amor y de sus hijos y nietos.

Rodrigo, Beatriz y Gabriela Gutiérrez Müller.

¡Nuestra madre se fue dichosa de ver a Andrés Manuel culminar nuestro sueño en la lucha de tantos años, por su amado México!, tuiteó.

Descanse en paz.

 

albermontmex@yahoo.es @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *