La UAM sin solución

A casi tres meses del inicio de la huelga en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) se han generado pérdidas por más de 30 millones de pesos con perjuicio a cerca de 10 mil trabajadores y a 58 mil alumnos.
Ya es el paro más grande de labores sufrido por la UAM pero no se asoma la solución al conflicto laboral en el que el Sindicatos Independiente de Trabajadores de la UAM (SITUAM), exige un incremento salarial del 20 por ciento, mientras que la oferta de rectoría es del 6 por ciento.
Hasta el momento las autoridades de la Secretaria del Trabajo, encabezadas por Luisa María Alcalde, no han participado con la decisión debida para encontrar una solución a la huelga de la universidad, que ya tiene un trimestre perdido.
La desesperación de la base estudiantil ha llegado a la interposición de un amparo indirecto ante un Juzgado de Distrito en Materia Administrativa, que de prosperar, marcaría un hecho sin precedente que vulneraria el sacrosanto derecho de huelga.
Lo cierto es que urge una solución en la UAM, pero rectoría, a cargo de Eduardo Peñalosa Castro, poco o nada hace para encontrar una solución que no solo satisfaga los mejores ingresos exigidos por los trabajadores, sino que también corrija sus excesos administrativos que a muchos funcionarios de la universidad les permite obtener sueldos superiores al de Presidente de la Republica.
Por eso es necesario una intervención por parte de la Secretaria del Trabajo para acelerar las pláticas conciliatorias y a la brevedad resolver el paro que afecta a todos los planteles de la UAM.

SUSURROS
Otro conflicto educativo que se avizora es el derivado de la nueva Reforma Educativa que echa abajo a la impulsada en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.
A pesar de que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) fue la agrupación más aguerrida contra la reforma peñista, ahora que se le echa abajo tampoco está satisfecha con la nueva propuesta del Presidente López Obrador, a pesar de que ya se eliminaron toda disposición laboral en esta legislación.
De cualquier forma, la CNTE amenaza con paros a partir de la próxima semana al menos en el Estado de Oaxaca, pero bien pudieran añadirse planteles de Guerrero, Chiapas, Michoacán y hasta de la Ciudad de México.
Esteban Moctezuma y Olga Sánchez Cordero, secretarios de educación y gobernación respectivamente tendrán que sacar lo mejor de sus habilidades políticas para poder controlar a los aguerridos maestros de la CNTE que han puesto en jaque a los gobiernos panista, priista y ahora morenista.

Email: salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz
oooOooo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *