Lazos internacionales (México-Corea del Sur)

Los sismos que durante el pasado mes de septiembre azotaron a nuestro país, además de poner en claro una vez más, que la solidaridad es característica del pueblo mexicano, nos permitieron constatar los fuertes lazos de hermandad y cooperación que unen a México con diversas naciones, las cuales, ante las desgracias vividas por nuestro pueblo, tendieron su mano para ayudarnos enviándonos grupos de rescate, toneladas de víveres e incluso donativos económicos.

En el marco de esa cooperación, para la cual hoy no bastan palabras de agradecimiento, es oportuno hablar de los lazos que nos unen con diversos países, y en esta ocasión me referiré a las relaciones de México con Corea del Sur, pues el pasado tres de octubre dicha nación asiática celebró cuatro mil cincuenta años de su fundación, y en nuestro país, su embajador, doctor Chun Beeho, acompañado de su esposa y del cónsul Park Sung Hun, encabezó el acto solemne a fin de conmemorarlo; lo comenzó con un voto de solidaridad y cariño del pueblo coreano hacia nuestros connacionales. La comunidad coreana en México acudió a la ceremonia.

Fue en el año de mil novecientos cinco cuando más de mil coreanos llegaron por primera vez a nuestro territorio, a trabajar en Yucatán, y las relaciones diplomáticas se establecieron desde el veintiséis de enero de mil novecientos sesenta y dos. A partir de esta fecha se han venido fortaleciendo los lazos políticos y comerciales entre ambos Estados, y la comunidad sudcoreana en el país está más presente cada día.

En el ámbito comercial, actualmente operan en México más de mil novecientasempresas de esanacionalidad, entre las que descuellan Samsung, LG Electronics, KIA-Hyundai Motors, POSCO, las cuales significan más de cien mil empleos e inversión de más de cinco mil ochocientos millones de dólares. México importa de nuestro socio asiático láminas de acero para el sector automotriz, pantallas para televisiones, suministros y autopartes para la fabricación de automóviles, y exporta agroalimentos, petróleo, minerales y automóviles. Corea del Sur es nuestro sexto socio comercial, con el que tuvimos intercambio por valor de trece mil cuatrocientos millones de dólares durante el año pasado.

En materia política, el año dos mil cinco representó un hito, pues ambas naciones acordaron su asociación estratégica para la mutua prosperidad, y actualmente trabajan en concretar un Tratado de Libre Comercio bilateral; además cooperan en el ámbito multilateral, como potencias medias, a través de MIKTA, y son aliados en foros internacionales como el G20, la OCDE y APEC.

Más allá de los lazos políticos y comerciales, entre ambas naciones existen vínculos de hermandad y solidaridad. Una muestra de esto es el millón de dólares donado por el gobierno de Corea de Sur, actualmente encabezado por el presidente Moon Jaen, para los afectados por los sismos de septiembre, a través del fondo Fuerza México de Nacional Financiera, el cual se suma a los más de tres millones de dólares donados por el pueblo sudcoreano, cantidad que incluye contribuciones de empresas y organizaciones civiles y diversas colectas que aún siguen vigentes con la finalidad de apoyar a la reconstrucción de nuestro país.

El gesto de solidaridad internacional no se paga con nada, y lo menos que podemos hacer es transparentar el destino de los recursos aportados, no solo para satisfacer la demanda popular de saberlo, sino también para mostrar gratitud a las naciones solidarias y contar con credibilidad a escala internacional, conservando la confianza que en materia política, económica y humanitaria nos han brindado un número interminable de países hermanos, como Corea del Sur, Israel, Rusia, Japón, Venezuela, por citar algunos, con los queestamos siempre en deuda.

Así es el Derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *