Logra G-7 acuerdos pero persisten diferencias



PARIS, Francia.- La reunión de ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de los Siete (G-7) países más industrializados concluyó ayer con diversos acuerdos, como impulsar el papel de las mujeres en la resolución de conflictos y promover un conjunto de buenas prácticas en el ciberespacio.

El canciller de Francia, Jean-Yves Le Drian, clausuró este sábado el encuentro de dos días celebrado en la localidad de Dinard, en el noroeste del país, y aunque describió las conversaciones como constructivas y agradables, tanto en tono como en fundamento, admitió que “no pudimos superar algunas diferencias”.

Los diplomáticos del poderoso bloque encontraron consenso en diversos asuntos, principalmente sobre las tensiones en Libia, que amenazan con una escalada militar, por lo que emitieron un llamado conjunto a las partes en conflicto para que se sienten a dialogar para encontrar una solución pacífica.

Acordaron impulsar el papel de las mujeres en la resolución de conflictos, pues consideraron que los acuerdos de paz con participación femenina serían más propensos a perdurar, y promover en todo el mundo medidas para prevenir la violencia sexual y de género en los conflictos.

“Las mujeres rara vez se sientan en la mesa de negociaciones”, dice la declaración final de la reunión y añadió que rara vez los acuerdos de paz incluyen disposiciones que protejan los derechos humanos de las mujeres.

“Al mismo tiempo, sabemos que cuando las mujeres son incluidas de manera significativa y desempeñan un papel influyente en los procesos de paz, es más probable que los acuerdos de paz duren”, puntualiza.

Los cancilleres también acordaron un conjunto de buenas prácticas de los Estados en el ciberespacio para “no incurrir en ilegalidades y evitar el peligro de ataques contra la democracia”, precisa la declaración conjunta sin mencionar a ningún país en específico.

“Esta declaración crea un mecanismo para la autorregulación y el intercambio de buenas prácticas para que el ciberespacio sea un entorno abierto, libre, estable y seguro”, declaró Le Drian en una conferencia de prensa al concluir el encuentro ministerial.

La reunión de cancilleres del G7 tenía por objetivo preparar la cumbre de líderes del grupo que, bajo la presidencia francesa del bloque, tendrá lugar en agosto próximo, sin embargo “no pudimos salvar las diferencias sobre el conflicto israelo-palestino y cómo tratar con Irán”, admitió Le Drian.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *