Lopes y Mandarina, por título Lux Pluma

Artes marciales mixtas es un deporte que exige preparación de tiempo completo; el box es más peligroso y mejor pagado

Este viernes 30 de agosto Monterrey, Nuevo León, arderá con la liga de MMA (Artes Marciales Mixtas) LUX Fight League.

Diego Lopes, peleador brasileño y el costarricense Alejandro Mandarina Solano, protagonizan la estelar en el complejo Show Center de San Pedro Garza García, con el  cinturón pluma de la organización en juego.

Encuentro internacional que confirma el crecimiento de la liga en México y la consolida como la más importante en América Latina y una de las más exitosas a nivel mundial.

Lopes viene de derrotar al veterano de UFC, Rony Jason, en la Ciudad de México, y tiene marca de 16-3, mientras Mandarina Solano,  con marca de 29-14,  debutará en la jaula de Lux, en busca del cinturón.

Sergio Drako Cossío y Ricardo El Loco Arreola van en la coestelar.

Diego y Alejandro relatan a Ovaciones cómo ha sido su preparación para el combate de viernes por la noche, en un deporte que exige preparación de tiempo completo y que, pese a parecer violento, es menor dañino que el box.

 

-Diego, vienes de una victoria en Lux ante Rony Jason.  

¿Cómo ha sido tu preparación en este campamento para enfrentar a Alejandro Mandarina Solano?

Mi preparación está siendo la mejor posible. Esta semana es sólo dar el peso y nada más me falta kilo y medio. Me siento muy bien, estoy entrenando fuerte con mis alumnos y con todos los peleadores que me están apoyando. He estado realizando, como siempre, mi campamento en Guadalajara, Jalisco, con Lobo Gym y Lobo MMA.

También con Alexa Grasso e Irene Aldana (peleadoras activas en UFC); Hugo Flores y todo el equipo, así como mi profesor Francisco Grasso. Yo creo que vengo bien armado para esta pelea y listo para dar un buen espectáculo para toda la gente de Monterrey.

 

-Eres un peleador de Brasil y, como ha sido históricamente en otros deportes, principalmente el futbol, el público mexicano te abraza y apoya.

  Te considera un mexicano. ¿Cómo te sientes siendo tan joven pero con tanta experiencia en MMA entrenando en México? ¿Crees que no estar en casa sea desventaja?

No, yo desde los dieciocho años salí de mi ciudad y, desde entonces, he estado fuera de mi casa. Es algo que no me va a afectar, vengo a demostrar quién soy y así será en Monterrey. Si algún día me vuelve tocar pelear aquí lo haré lo mejor posible para que me gane el apoyo de la gente.

 

-Platícanos, ¿Qué haces en tu tiempo libre?  ¿Te dedicas ciento por ciento al deporte?

¿Qué te gusta de México?

Sí, yo me dedico al cien por ciento al MMA (Artes Marciales Mixtas) y cuando no estoy peleando estoy entrenando a mis alumnos, siempre me estoy moviendo para pelear. Acabo de firmar a algunos de ellos para que debuten en LUX y siempre estoy entrenando con mi equipo y con mis alumnos.

 

-Lopes es dueño de una academia de artes marciales mixtos, donde prepara nuevos valores.

-¿Qué podremos esperar de esta pelea?

Va a ser una guerra por parte de los dos. Mandarina viene decidido a llevar un cinturón a Costa Rica, pero yo haré que se quede aquí, en México. Voy a subir con la bandera de México en alto. Mucha de la gente pregunta por qué subo con ella y es porque los últimos cuatro años México ha sido mi casa ya que mis compañeros, profesores y alumnos son mexicanos. La gente puede esperar un Diego que siempre va para adelante y finalizar la pelea. La gente de México siempre me ha apoyado muy bien.

 

-¿Cuáles son tus objetivos a mediano plazo?

Espero ganar esta pelea, para ver si doy el brinco para la UFC, pero, si no, siempre defenderé mi título cuantas veces sea en LUX, finaliza.

 

Me he preparado muy bien

Por su parte, Alejandro Mandarina Solano, asegura que se ha preparado muy bien, porque le avisaron del compromiso con buen tiempo, aproximadamente tres meses.

Alejandro agradece el apoyo para que este deporte siga creciendo.

Tiene cuarenta y un años, catorce años practicándolo, y debutó en 2005.

Asegura que empezó viejo, a los 26 años, y que le apodan mandarina desde que era niño por la forma de su cabeza. “La abuela de un amigo me lo dijo y así se quedó”.

 

-Con base en tus peleas pasadas, tu estilo de pelea ha dejado a tus contrincantes con las manos rotas. ¿Qué nos podrías decir de eso? ¿Es casualidad o es técnica? 

Bueno, yo soy un cabeza dura. Como siempre, me gusta ir hacia adelante. Es un estado de defensa que aprendí y sé que la mejor manera es ir hacia adelante y eso lo hace la mejor defensa. Cuando mi rival tira el golpe si no tiene la mano bien cerrada el resultado es la fractura. No es una técnica, pero yo lo he ido acoplando.

 

-¿Cómo ha sido tu preparación para este viernes?

Ha sido excelente, como me avisaron con muy buen tiempo, me avisaron con buen tiempo con tres meses de anticipación a la pelea y me siento muy bien. En esos tres meses estaba prácticamente en una especie de retiro, estaba muy pausado hasta que me hablaron. Yo estaba muy arriba de mi peso me encontraba en ochenta y nueve kilos y la pelea fue pactada en sesenta y cinco punto ocho. Empecé a entrenar muy fuerte y no necesite dieta, con solo dos sesiones de entrenamiento al día empecé a bajar mucho.

 

-¿Cuánto gana un peleador en promedio?

Varía mucho, obviamente el boxeo sigue siendo el deporte estrella en ese sentido, y depende mucho las ligas. Tiene que ver mucho lo que venda esa pelea, en promedio un peleador sea o no sea estelar es desde dos mil a quince mil dólares (40 mil o 300 mil pesos, aproximadamente). Hay un margen muy grande porque va variando mucho.

Vemos que muchos peleadores de la UFC han criticado mucho la bolsa. Después de McGregor se cayeron las bolsas.

 

-¿Cuántas veces pelea un peleador al año?

Bueno, yo he tenido años muy variados, ya sean ocho, cinco, siente o hasta nueve peleas, por lo mínimo son unas tres. Es como el box, puedes esperar dos o tres meses para volver a pelear, siempre y cuando no haya un golpe o alguna lesión fuerte.

 

-Es un deporte que exige mucho, que parece violento.

Se ve fuerte a la vista, claro, pero si tú me pones a escoger entre hacer esto y boxeo, prefiero esto.

En el box son más golpes a la cabeza y el daño es más grave, implica pérdida de neuronas, mientras en los artes marciales pueden ser cortes o fracturas y continúas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *