Los mexicanos, en indefensión: AMLO; esa popularidad, sin seguridad, bajará

Si de algo puede acusarse a Andrés Manuel López Obrador es de trabajar.

Sí, de hacer las cosas.

De ejecutar.

De voluntad y, acaso, de voluntarismo.

De querer mover al elefante reumático.

Y moverlo.

Se acuesta al filo de la medianoche y se levanta a las 5:00 de la madrugada, diario.

Pero no es suficiente.

Ayer lo reconoció:

-En los hechos, la población en el país se encuentra en estado de indefensión y eso explica, en parte, sin ser justificación, que la incidencia delictiva no se ha reducido significativamente y que sólo se ha contenido.

Y sí, la inseguridad es la principal preocupación de los mexicanos, incluidos los 30.1 millones que votaron por él y que a cien días de iniciado su gobierno lo mantienen con popularidad de entre 65 y 85 por ciento.

En su mensaje en el Patio Central de Palacio Nacional, bajo un sol que consumía a los asistentes, por los primeros cien días de su gobierno, confesó que se mantiene prácticamente el mismo número de homicidios y de robo de vehículos que antes de que asumiera.
Y no miente.

Sólo basta echar un vistazo a la recta final de febrero y marzo.

Ejecutan a cinco en vulcanizadora en Santa Rosa de Lima, Guanajuato; arman operativo federal y estatal para dar con José Yépez Ortiz El Marro, capo de ese cártel; acribillan a quince en bar de Salamanca; levantan a 22 migrantes en San Fernando, Tamaulipas; ejecutan a siete en Jalisco; rafaguean casa del alcalde de Cadereyta, Nuevo León; balean a fiscal de Ixtapan de la Sal, Estado de México.

Y en la CDMX ni se diga.

Mientras Claudia Sheinbaum continúa culpando a tres meses de que asumió -por cierto, el domingo dará informe como Andrés Manuel, porque todo lo copia- a Miguel Angel Mancera Espinosa, en las calles de las 16 alcaldías, principalmente Gustavo A. Madero e Iztapalapa y Cuauhtémoc se matan.

Y lo mismo balean a un conductor por un pleito vial que a novios en su auto o se matan entre bandas, como los siete de Los Reyes Culhuacán del 17 de febrero.

Andrés Manuel lo dijo hace un par de días: se ha disminuido el crimen en Acapulco, pero no en Cancún ni en Ciudad Juárez y ayer lo reiteró, aunque a nivel nacional.

La guerra que comenzó en diciembre de 2006 el nefasto y obsesivo Felipe de Jesús Calderón Hinojosa y que Enrique Peña Nieto dejó crecer, dedicado a sus reformas estructurales que sirvieron para nada, suma, hasta ahora, 250 mil muertos y 50 mil desaparecidos, más los que se acumulan en el actual.

La popularidad que parece a prueba de balas -literal- podría comenzar a disminuir cuando la brutal realidad comience a afectar la luna de miel que aún viven los mexicanos hartos del PRI, del PAN y del PRD, con Morena y López Obrador.

Todo ello, sumado al desgaste natural de ejercer el poder

Mientras, que disfrute de las mieles de la victoria, porque no son eternas.

 

No hay recesión

El tabasqueño reconoció ayer que la economía crece poco aún, pero, advirtió, no hay ni asomo de recesión, como algunos quisieran. Aprovechó para volver a raspar a las calificadoras fifís y reiteró que México será una potencia económica.

En cuanto al aumento en la gasolina Magna, que de 18.50 se disparó hasta 20. 60, reiteró que bajará el precio, pero que el sistema que se aplicará aún no está listo.

Antes muerto que traidor, dijo al reiterar que México crecerá 4 por ciento, como prometió, pese a que los analistas y consultorías, OCDE, la más reciente, han ajustado el pronóstico desde 2.5 hasta 1.7 por ciento este año.

Desde el 1 de diciembre de 2018, estos son los números de la 4T en economía:

-El peso se recuperó 4.72 por ciento

-La Bolsa tuvo una caída de 7.32 por ciento

-La inflación bajó de 4.83 por ciento a 3.94 por ciento

-Creció la confianza del consumidor

-Cayó la venta de autos 5.5 por ciento

-Cayó el pronóstico de PIB desde 2.7 hasta 1.7 por ciento.

 

Y en sangre:

-Promedio de enero a noviembre de 2018 de 91.3 homicidios diarios y de diciembre a marzo de 2019, de 88.2 
 -Robo de vehículo: 669.6 unidades diarias y 636.1, respectivamente.
      ¡Ah!, y aseguró que el combate a la ordeña de ductos, vulgo huachicoleo, sí funcionó.

Reiteró que se robaban 84 mil barriles diarios de gasolina y que hoy sólo 14 mil.

Y da una solución:

Programas de Bienestar y la Guardia Nacional, juntos, en las 266 coordinaciones regionales.

 

Seguridad es prioridad

Jesús Ramírez Cuevas, vocero presidencial, reconoció ayer que la seguridad es la principal preocupación de los mexicanos y aseguró que con la Guardia Nacional, que comenzará a operar en breve, se podrá tener seguridad en las calles.

Con relación al levantón de 22 centroamericanos presuntamente indocumentados,, informó que policías federales los buscan desde que se conoció del ataque.

 

Vámonos: Cayeron las hijas de El Ojos.

 

albermontmex@yahoo.es @albermontmex

One Comments

  1. Reply Post By CARLOS

    Las justificaciones repetitivas funcionaran tal vez dos o tres veces, cada una con recelo. pero la persistencia del problema, las victimas de la delincuencia (que cada día, son mas Y DIFERENTES). La delincuencia común como _ los robos a transeúntes, casa habitación, vehículos etc. sumado a los homicidios, que además la delincuencia organizada como carteles, huachicoleo, secuestros de todo tipo( migrantes, metro, empresariales, narcotráfico, etc.) – las promesas incumplidas de bajar precios a los combustibles, la economía a la baja(aunque digan lo contrario) soportada solo por quienes laboramos regularmente y muchos solo esperan les den “aportaciones benditas de AMLO”, MÉXICO, NO PODRÁ SOSTENER ESE RITMO DEL SISTEMA POPULISTA. CAERÁ EN INGOBERNABILIDAD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *