Lozoya con un pie en México

* Ofrece hablar y colaborar para desentrañar caso Odebrecht

El ex director de Pemex, Emilio Lozoya, se allanó a la extradición voluntaria y en breve estará en México para colaborar en la investigación contra las multinacionales Odebrecht y Agronitrogenados.
El fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, informó lo anterior en videoconferencia y dijo que tal decisión fue comunicada a la Audiencia Nacional de España y esta a su vez notificó a México.
En el mensaje grabado, debido a las medidas de sana distancia obligadas por la pandemia Covid 19, el doctor Gertz Manero, reveló que Emilio Lozoya pudo evadir a la justicia en México por una filtración que lo alertaba de la orden de arresto.
El Fiscal señaló que Emilio Lozoya presentó formalmente ante la Sala Penal de la Audiencia Nacional del Reino de España su solicitud por escrito en el que acepta la extradición requerida por esta FGR.
Además, accedió a ser entregado a la autoridades ministeriales y judiciales que lo requieren en México.
El ex director de la petrolera más importante de México dijo que tan pronto llegue a México colaborará con las autoridades para que se aclare el caso por el cual ha sido imputado.
El doctor Gertz Manero recordó que la detención de Emilio Lozoya se logró mediante el intercambio de información y operaciones de Interpol.
Al ex funcionario de la administración que encabezó el ex presidente Enrique Peña Nieto, se le buscó en Alemania, Inglaterra, Estados Unidos de América, Francia, Italia, Rusia y España.
Al cercarlo, se le ubicó el pasado 12 de una finca residencial de la ciudad de Málaga, España.
Lozoya Austín será extraditado de acuerdo a los protocolos internacionales y con todas las medidas de sanidad.
Cabe señalar que Emilio Lozaya es imputado de dispendios en 2015 por más de 30 millones de dólares en vuelos en helicóptero y avión, algunos de ellos a lugares turísticos como Cancún, Huatulco y Zihuatanejo.
Entre esos vuelos, Lozoya realizó 727 traslados en helicóptero, un promedio de dos diarios, desde Bosques de Las Lomas hacia la Torre de Pemex o el helipuerto de la TorreGAN en Polanco, propiedad de Altos Hornos de México (AHMSA).
En 2017, se conoció que Lozoya vendió de manera irregular a Pemex “una planta de fertilizantes chatarra” por un valor de 275 millones de dólares que se incrementó a 760 millones en los últimos tres años, debido a varias irregularidades que la ASF detectó en la operación de compra-venta.
Además incurrió en contrataciones directas, asignaciones arbitrarias, despilfarros, modificaciones para centralizar las compras y negocios con proveedores y contratistas.
En febrero de 2016, Lozoya renuncia a Pemex y, poco después, se destapó el fraude de Odebrecht.
Los escándalos sobre la gestión de Lozoya comenzaron a hacerse públicos hasta finales de ese año, y quien fracturó definitivamente el silencio fue Luis Videgaray.
A petición del secretario de Hacienda, se iniciaron auditorías a la gestión de Lozoya, por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT).
La ASF publicó un extenso documento con irregularidades.
En forma paralela, se dio a conocer el expediente Odebrecht en donde se acredita que la empresa le pagó 10 millones de dólares en sobornos a cambio de contratos.
De todo ello, se cuenta con testimonios jurados, copias de los registros de transferencias electrónicas, órdenes de pago expedidas por los bancos de donde salían los recursos, y los videos con las delaciones de tres altos ejecutivos del gigante brasileño y documentos adicionales de la Procuraduría General de la República de Brasil.