Madrazo reconoce el fraude de Calderón y el robo a AMLO; aiga sido, como aiga sido

¨Ën mis actas, Andrés Manuel López Obrador iba arriba de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa y creo que si el IFE hubiera realizado el recuento voto por voto, casilla por casilla, habría ganado la elección presidencial”.

Doce años después, Roberto Madrazo Pintado reconoce que hubo fraude en contra del tabasqueño, entonces candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD), en la coalición Por el Bien de Todos, junto al PT y Convergencia.

Así.

El fracasado candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en esa elección, recordado más por la trampa que hizo en el maratón de Berlín, Alemania, en 2007, que por sus logros, dijo en una entrevista en Tabasco, donde fue gobernador, precisamente derrotando a López Obrador, para el programa Telereportaje de Emmanuel Sibilla, que sus actas, no las del PRI, así lo indicaban.

¿Qué gana Roberto Madrazo Pintado con revelarlo, dos sexenios después?

¿Pretende acercarse a quien fue su adversario en las urnas, pero, antes, su compañero en el PRI, donde no le dieron la candidatura a gobernador?

De acuerdo con el Instituto Federal Electoral (IFE), pese a que López Obrador comenzó el conteo arriba y así se mantuvo hasta las 22:00 horas, Calderón Hinojosa lo alcanzaría y rebasaría en la madrugada, con el avance del programa de resultados preliminares (PREP).

Calderón Hinojosa sumó 15 millones 284 votos, frente a los 14 millones 756 mil 350 de López Obrador. Una diferencia de 0.56 por ciento.

Madrazo quedó tercero, con 9 millones 301 mil 441 sufragios.

Desde esa noche del 2 de julio de 2006, cuando Luis Carlos Ugalde, presidente del IFE, salió a decir que no había un ganador claro y que el resultado se daría hasta el día siguiente, el de Macuspana ha sostenido que le fue robada la Presidencia.

Y en el sentir generalizado así era.

De hecho, la semana pasada dijo que esta violencia de 230 mil ejecutados no existiría si no se hubiera avalado a Calderón con el fraude.

El Partido Acción Nacional (PAN) y su nefasto candidato, en complicidad con el PRI y los empresarios, el Club de Tobi, sí, esos que pagaron la campaña López Obrador un Peligro para México, con el español, Antonio Solá, a la cabeza, y que en la elección de este año volvieron a intentarlo, se robaron la Presidencia.

Aiga sido, como aiga sido, como decía y dice cínica y descaradamente el obsesivo michoacano, quien tiene un trauma tan grande con el tema de la milicia, que se enfundó, como Comandante Supremo de la Fuerzas Armadas, que el cargo de Presidente le confería, decenas de veces.

El Trife (Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación) avaló el fraude, pese a que reconoció la abierta y descarada participación del otro nefasto, Vicente Fox, en el proceso, “lo que puso en riesgo la elección”.

López Obrador protestó y acusó un fraude electoral solamente visto en la era moderna en 1988, cuando Carlos Salinas de Gortari, Manuel Bartlett y coequiperos decidieron que se cayera el sistema para derrotar a Cuauhtémoc Cárdenas, igualmente de izquierda.

Bloqueó Paseo de la Reforma y se declaró presidente legítimo en el Zócalo capitalino, ante decenas de miles de dolidos y maltratados fieles seguidores.

El sistema, donde confluyen el Estado con todo lo que esto significa; los empresarios y la Iglesia, evitó a toda costa que Andrés Manuel llegara en 2006.

Y 2012 no fue tan distinto.

Con Enrique Peña Nieto como candidato, el PRI se alió al PAN –PRIAN- y con la compra de voto a través de las tarjetas de Soriana y Monex, además del momento que vivía el país, harto de la guerra contra el narcotráfico, no fue tan complicado imponerse al tabasqueño.

Peña Nieto y el PRI tenían, ciertamente, sus seguidores, que se combinaron con las operaciones descritas.

Dolores, con Padierna

En la Cámara de Diputados ayer fue un día distinto.

Dolores Padierna, de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), actuó como dictadora.

En dos horas que estuvo al mando de la Mesa Directiva, por ausencia de su titular, Porfirio Muñoz Ledo, armó la gorda.

Y es que a la esposa de René Bejarano, El Señor de las Ligas, se le ocurrió emitir un mensaje partidista durante la comparecencia del secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, concuño de Carlos Salinas de Gortari, por el ultimo informe de Peña Nieto, en calidad de presidenta de la Mesa.

El acuerdo de los coordinadores parlamentarios era que ella hablaría, sí, pero a nombre de los ocho grupos parlamentarios representados en San Lázaro, no como militante de Morena.

Perdió la cordura con un discurso partidista y en contra del gobierno de Enrique Peña Nieto, que desató la ira de los priístas.

Un caso similar al uso de la cuenta oficial del Senado en twitter, que fue usada para lanzar loas a favor de Morena y de la Cuarta Transformación.

-Ruego a los diputados del PRI guardar silencio y sentarse en sus sillas.

¡A ver, guarden silencio y siéntense!

Padierna se sentía como en sus tiempos de profesora, cuando callaba a los escuincles en el salón de clases.

– Estamos en el Poder Legislativo y no será la visión del Ejecutivo la que prevalezca en este recinto.

Y los priístas le reclamaban, pero ella les dijo:

– Discúlpeme, tiene la palabra Mario Delgado.

El coordinador de los diputados de Morena hizo un extrañamiento, porque se violentó el acuerdo que tomó la Junta de Coordinación Política (Jucopo) sobre la mecánica y los turnos “que sí tiene que ser respetado y no se puede alterar”.

René Juárez Cisneros, coordinador de los tricolores, dijo desde su curul:

-Y rechazamos que usted haga juicios de valor y ponga en riesgo la paz de este Parlamento.

Odebrecht quedará impune

La Procuraduría General de la República (PGR) asegura que Brasil no ha enviado la información del caso Odebrecht.

Alberto Elías Beltrán, encargado de la Procuraduría, ha dicho lo mismo desde la salida del ex senador Raúl Cervantes Andrade, quien aseguró que era cuestión de días para que se conociera la verdad.

Y así se ha ido el tiempo y faltan menos de dos meses para que concluya este gobierno y, se lo firmo, no procederán contra nadie.

Emilio Lozoya Austin y su abogado Javier Coello Trejo, quien también defiende a la dueña del colegio Rébsamen, donde murieron diecinueve niños y siete adultos en el sismo de septiembre de 2017, han dicho siempre que es falso.

O sea, que no se conocerá nada y que el INAI nomás le hace al cuento, porque ordenó a la PGR abrir los expedientes justo el día que López Obrador criticó los salarios de 250 mil pesos mensuales de sus consejeros por no hacer nada.

¡Ah!, y hace apenas dos semanas se autorizaron un incremento, porque los 230 mil que ganaban antes ya no les alcanzan.

Lozoya Austin puede dormir tranquilo.

Impunidad y corrupción son parte de este sexenio.

Vámonos: Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump son muy cool.

Pero Trump no vendrá  a la toma de posesión. Enviará al vicepresidente Mike Pence.

albermontmex@yahoo.es                        @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *