Mantiene Banxico tasa de interés en 8.5 por ciento


La inflación no presenta cambios significativos y hay estabilidad económica

 

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió este jueves, mantener el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día en 8.25 por ciento.

Al dar a conocer su primer anuncio de política monetaria del año, indicó que de noviembre de 2018 a enero de 2019 la inflación disminuyó de 4.72 a 4.37 por ciento, aunque el balance de riesgos respecto a su trayectoria esperada mantiene un sesgo al alza, en un entorno de marcada incertidumbre.

Entre las situaciones de riesgo están que la cotización del peso se vea presionado por factores externos o internos; si se observan presiones sobre los precios de los energéticos o de los productos agropecuarios, o si se presenta un escalamiento de medidas proteccionistas y compensatorias a nivel global, o en caso de que se deterioren las finanzas públicas; así como por la magnitud de los aumentos recientes en el salario mínimo y su posible impacto directo.

Y si bien la decisión de manera unánime, tras dos alzas consecutivas y con dos nuevos integrantes, el instituto central explicó que decidió mantener sin cambio la tasa de referencia al considerar que la evolución reciente de la inflación y de sus principales determinantes no presentan cambios significativos respecto a las trayectorias previstas.

Observó, además, que la posición cíclica de la economía ha mostrado cierto relajamiento y que la postura de política monetaria actual es congruente con la convergencia de la inflación a su meta. 

La decisión del instituto central de dejar la tasa de referencia en 8.25 por ciento, que además sigue siendo su mayor nivel en 10 años, se decidió tras la acción que tomó la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos el 30 de enero pasado, cuando dejó su tasa de referencia en un rango de 2.25 a 2.50 por ciento.

Cabe señalar que en esta reunión, por primera vez participan como subgobernadores Gerardo Esquivel y Jonathan Heath, tras ser propuestos por el presidente Andrés Manuel López y ratificados por la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

El Banxico apuntó que las expectativas de inflación general para 2019 y 2020 mostraron un claro deterioro en diciembre y cierta mejoría en enero; ya que las correspondientes al cierre de 2019 pasaron de 3.71 por ciento en octubre a 3.89 por ciento en diciembre, y luego disminuyeron a 3.80 por ciento en enero.

Mientras que las expectativas de inflación general para el mediano y largo plazos siguen ubicándose por encima de la meta permanente de 3.0 por ciento, en niveles alrededor de 3.50 por ciento.

En cuanto a los riesgos para la inflación, el Banxico destacó la posibilidad de que la cotización de la moneda nacional se vea presionada por factores externos o internos.

“Si la economía requiere un ajuste, ya sea del tipo de cambio real o en las tasas de interés de mediano y largos plazos, el Banxico contribuirá a que dichos ajustes ocurran de manera ordenada, buscando evitar efectos de segundo orden sobre la formación de precios”, adelantó.

No dejó de señalar que la inflación también se podría ver afectada en caso de que se observen nuevas presiones sobre los precios de los energéticos o de los productos agropecuarios, o si se presenta un escalamiento de medidas proteccionistas y compensatorias a nivel global, o en caso de que se deterioren las finanzas públicas.

Adicionalmente, indicó que dada la magnitud de los aumentos recientes en el salario mínimo, además de su posible impacto directo, se enfrenta el riesgo de que estos propicien revisiones salariales que rebasen las ganancias en productividad y generen presiones de costos, con afectaciones en el empleo formal y en los precios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *