Marchan en apoyo a Maduro y… los deja plantados

CARACAS, Ven.- Cientos de seguidores del oficialismo en Venezuela marcharon el lunes en apoyo al presidente Nicolás Maduro, luego de lo que el gobierno llamó un intento de magnicidio con drones, en una manifestación que culminó con la sorpresiva ausencia del mandatario.

Maduro ha acusado a opositores, a Estados Unidos y al saliente mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos, de estar detrás del estallido de dos drones con explosivos en una avenida del centro de Caracas donde se realizaba una parada el sábado.

La marcha en apoyo del mandatario fue convocada por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y partió desde el centro de Caracas para terminar en el palacio de gobierno de Miraflores, donde se esperaba que Maduro diera un discurso, según una convocatoria oficial enviada a los medios de comunicación el lunes a primeras horas.

La actividad culminó con palabras de los máximos dirigentes del partido y ministros pero sin la presencia de Maduro. Muchos seguidores se preguntaron por la ausencia del mandatario y dejaron el lugar cuando acabaron los discursos, según testigos de Reuters.

El presidente fue sorprendido por un estallido cerca del palco donde se encontraba hablando junto a su esposa, altos funcionarios y jefes militares. Imágenes de televisión captadas después de la explosión mostraron a los soldados rompiendo filas y corriendo caóticamente.

Después del incidente del sábado, el mandatario dijo que se aplicará el máximo castigo a los responsables.

 

EN FLAGRANCIA

En una declaración en la televisión estatal, el fiscal general Tarek Saab, dijo el lunes que “se ha establecido el sitio en el que los autores materiales se alojaron los días previos al intento de magnicidio. Se ha identificado a los explosivistas que armaron los artefactos”.

“Se presume, según las evidencias recabadas, que este atentado estuvo vinculado con una investigación (…): un ataque terrorista ocurrido hace exactamente un año”, dijo Saab sin ofrecer otros detalles.

Saab aseguró que entre los detenidos hay dos personas que “operaron uno de los aparatos desde un vehículo, los cuales fueron aprehendidos en flagrancia el mismo día en el lugar del hecho”.

En un hotel del este de la ciudad, agentes del servicio de inteligencia requisaban varias habitaciones, dijeron a Reuters trabajadores del lugar. Pero no hay hasta ahora una versión oficial sobre si esa operación de registro está vinculada con los hechos del sábado.

Washington y Bogotá han negado estar vinculados con lo ocurrido.

“¡Por Dios! Yo le digo al Presidente de Venezuela: yo el sábado estaba en unas cosas mucho más importantes. Yo estaba bautizando a mi nieta”, dijo el mandatario colombiano Santos, citado en una nota enviada el lunes por la presidencia. (Reuters)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *