Más barato usar el crédito del FMI; no prosperará iniciativa de gravar patrimonio de mexicanos

Al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador le saldría cinco veces más barato usar la Línea de Crédito Flexible (LCF) que tiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI), por 61 mil millones de dólares, que emitir un nuevo bono.

Esta sería la mejor forma para enfrentar el impacto económico que han ocasionado las medidas de la contingencia sanitaria por la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, aseguró el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

También, aseguró que la propuesta del partido Morena, de gravar el patrimonio de las personas, que el INEGI mida la desigualdad y que se quite la medición del Producto Interno Bruto (PIB), “no prosperará”.

Lo anterior, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador se pronunció por eliminar la medición del PIB y que se concentre en medir el bienestar y la felicidad de la población, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) no descarta que lo que se pueda hacer es complementarse con otros indicadores que reflejen la realidad económica y social del país.

El presidente del IMEF, Ángel García-Lascurain, señaló que, desde un punto de vista de gestión, es imposible contar con un indicador que mida muchas cosas, por lo que la gestión debe estar basada en un conjunto de indicadores que reflejen distintos aspectos de la actividad económica y social para tomar decisiones.

De ahí que la cuantificación del PIB debe complementarse con otros indicadores, pues, aunque el PIB no es perfecto, es la medida más adecuada para medir ciertos aspectos de la vida económica del país, señaló.

Gabriel Casillas, presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del organismo, explicó que desde que se cuantifica el PIB, en la Segunda Guerra Mundial, se reconoció que no era la medición más completa ni la óptima, al considerar que excluía elementos, tales como el trabajo en casa; sin embargo, no se ha encontrado otra mejor medida.

Consideró que existen otros indicadores que toman en cuenta el bienestar del ser humano desde varias aristas, como el índice de desarrollo humano, pero eso no implica que el PIB se deba de dejar de tomar en cuenta, al ser una medida, objetiva, estandarizada, que todo el mundo y se pueden hacer comparaciones.

Por otro lado, coincidieron que la propuesta de Morena, en el documento “El bienestar social y la lucha contra la desigualdad pueden incidir en el diálogo y el acuerdo nacional”, no coincide con la política del Ejecutivo federal.

“La vemos con muy baja probabilidad de que se pueda aprobar a la luz de lo que ha pasado y lo que ha dicho el Presidente”, dijo Casillas.

Observó que gravar el patrimonio de los mexicanos es una iniciativa que la hemos visto una y otra vez, no sólo por Morena, sino de otros partidos cuando presentan el paquete económico.

Además de que el presidente López Obrador ha dejado en claro que no se van a crear ni a incrementar impuestos.