Más de 5,550 empresas de los sectores automotriz, minería y construcción a la espera de reiniciar labores

Más de cinco mil 550 empresas, tan sólo de los sectores automotriz-transporte y minero-metalúrgica, además de la relacionadas a la construcción, estarían abriendo en los próximos días, luego de que fueran consideradas, ahora sí, como parte de los sectores esenciales por el Consejo de Salubridad General.

Por ello, Enoch Castellanos Férez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), llamó a los industriales a que se adopten las medidas sanitarias necesarias para evitar un rebote del virus, luego de que México es de los primeros países que inicia la reactivación económica cuando tienen los picos más altos de contagio de la enfermedad.

Es más, estimó que las empresas estarían destinando entre 5.0 y 10 por ciento de sus inversiones anuales, en la adquisición de equipo de sanitización, seguimiento de la salud de los trabajadores, transporte, infraestructura interna y pruebas para detectar el coronavirus SARS-CoV-2, para evitar ser una fuente de contagio.

En videconferencia, precisó que son alrededor de tres mil 800 empresas ligadas a la industria automotriz, entre armadoras, plantas de autopartes y proveedores; además de unas mil 550 que giran en torno a la minería, más las de la industria de la construcción.

Asimismo, comentó que prácticamente la totalidad de las empresas están listas para comenzar con sus actividades –la próxima semana-, a la par que las empresas en Estados Unidos y Canadá, con el fin de no romper la cadena de valor de la industria, para lo cual,  se han hecho  pruebas, reconfiguración de procesos de producción, sanitización de espacios, entre otras medidas, previo al reinicio el 18 de mayo.

Castellanos Férez dijo que al momento no se cuenta con una cifra de cuántos trabajadores volverán a sus actividades, pero subrayó que se deberá descartar a aquellos que padezcan alguna enfermedad crónica o sean vulnerables, con el fin de evitar un rebote del COVID-19.

Además, comentó que algunas empresas, de las que firmas mexicanas, están tomando referencias internacionales de que han hecho pruebas y han encontrado que sus empleados que estuvieron en autoaislamiento han resultado positivos en COVID-19; es más, dijo que hubo un caso donde el 25 por ciento de los empleados tenían el virus.

“Es lo que se busca evitar, que haya un rebrote en las plantas. A la iniciativa privada difícilmente nos va a regalar algo el Presidente, (las pruebas) las están pagando muchas empresas. Habría que hacer algo especial para las micro y pequeñas empresas porque las grandes quizás sí tiene capacidad de ejecutar estos recursos”, aseveró.

Insistió que en que el Gobierno federal debe de reasignar el presupuesto, pues dijo que se está generando tensión entre los estados que tienen los proyectos prioritarios de la actual administración, donde sí se está generando inversión, y los que no, pues en los primeros se observó la menor pérdida de empleo en abril, según las cifras oficiales del IMSS.

“Sí solicitaremos la reconducción del presupuesto, porque sólo el Gobierno tiene las herramientas para reactivar la economía”, señaló.

En este sentido, consideró que el sector privado debe ser más escuchado dentro del Consejo General de Salubridad y que se realice un mayor ejercicio democrático en la toma de decisiones.

Por otro lado, dijo que sería preferible que el nuevo Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) entrara en vigor a finales de año, por el impacto que tendrá la pandemia en las cadenas globales de proveeduría.

En el caso de la industria de la cerveza, estimó que esta arranque en junio, pues consideró que en ese tema también es urgente al operar con insumos de la agricultura y que son perecederos.