Más que el número de casos, lo que más, más me importa es que no haya fallecimientos por C-19; pero no hay que confiarnos, hay que cuidarnos

“Tengo un parámetro que me importa más que todos, no sólo la capacidad para atender enfermos, el número de contagios, que son importantes, pero lo que más, más, más importa es que no haya fallecimientos, reducir el número de fallecidos y en eso vamos mejorando”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ello, luego de que el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez reiterara del rebrote del Covid-19 en algunas zonas del país, y el regreso al semáforo epidemiológico rojo en Chihuahua, y de que la Secretaría de Salud, apenas la noche del jueves, informó de 87 mil 415 defunciones -479 más que el miércoles-, y de 102 mil 293 defunciones totales incluyendo las sospechosas que significaron 482 que el día inmediato anterior.

“No tenemos todavía una situación de alarma, ha ido bajando lo que tiene que ver con una serie de factores no solo con el que esté disminuyendo la intensidad de la pandemia, sino con mejor atención cada día a los enfermos afectados por la pandemia”, insistió el primer mandatario, quien dejó claro que en Chihuahua el problema se circunscribe básicamente a la zona norte, al municipio de Ojinaga, en las plantas maquiladoras.

Y, en ese sentido, informó que instruyó al secretario de Salud, Jorge Alcocer y al mismo López-Gatell, para que se trasladen a la entidad y revisen la situación que allá se vive por la pandemia del SARS-CoV-2.

Sin embargo, aseveró que aun con ello, no se estima establecer medidas disciplinarias, autoritarias o toque de queda en México, como ha sucedido en otros países, como en Francia, en donde se tienen rebrotes.

Ahora sí, el jefe del Ejecutivo federal fue enfático en insistir en que “debemos cuidarnos, no confiarnos, que la gente por sí misma tome las medidas de cuidado, que no tengamos que recurrir a medidas disciplinarias y yo confío mucho en eso.

“No hay que confiarse, seguir con sana distancia, con las medidas de higiene y todo lo que se ha recomendado. Lo que ha dicho durante muchos días el doctor Hugo López-Gatell; ya todos hemos aprendido a cuidarnos”, comentó durante la conferencia de prensa matutina.

Destacó las estrategias que se aplican como la de visitar casa por casa, que se lleva a cabo en la Ciudad de México y otros estados, para detectar a tiempo a las personas que están infectadas, a quienes por cierto pidió que no se esperen en sus domicilios y vayan a los hospitales, que no lleguen ya cuando están más afectados.

López-Gatell Ramírez reiteró que con la llegada del rebrote que se anunció desde mayo pasado, y que ya que llegó, ahora la táctica a seguir es que se extremen cuidados y actividades para la detección de casos, para interrumpir las cadenas de transmisión, y que las personas acudan más rápido a la atención médica.

Sobre el estado de Querétaro, señaló que la tendencia que se tiene es de un aumento continuo de los casos, con algunas desaceleraciones.

Explicó que el posible incremento que se registra en la entidad es, posiblemente por una intensificación en la búsqueda de casos, o por un cambio de velocidad de ocurrencia de casos.

Y es que, señaló que la positividad de casos en Querétaro, si bien a nivel nacional de 100 personas con prueba positiva es de 41 por ciento, en aquella entidad es de 50 por ciento, superior al porcentaje nacional, y en las últimas semanas no se ha reducido.

Pidió no relajar las medidas de protección y prevención, hasta de resguardo para lograr reducir esos índices.