México recibe a Evo, acusado de robarse la elección y de tropelías

Evo Morales no tenía mejor opción.

Por eso aceptó venir.

Sabe que los mexicanos, hoy principalmente el canciller Marcelo Ebrard Casaubon, y el presidente Andrés Manuel López Obrador, lo tratarán como invitado especial, no sólo como protegido.

Su seguridad es ahora responsabilidad del gobierno mexicano.

México ha sido históricamente refugio de figuras de todo tipo.

Sin embargo, la sociedad mexicana está tan dividida, tan polarizada, que una parte aplaude la decisión de Andrés Manuel, a quien ven como el salvador de la patria y del continente, mientras otra la repudia, la censura.

Y es que Evo mejoró la situación de Bolivia, cierto, según cifras y datos duros, pero abusó del poder y se reeligió tres veces, la última valiéndose de triquiñuelas y de una caída del sistema, similar a la de Manuel Bartlett –hoy director de la CFE con la venia presidencial-, comprobada por una auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Dar asilo a Evo es una decisión humanista que se enmarca en el espíritu de la Constitución mexicana: los derechos fundamentales de todos y en las características esenciales de la política exterior.

Sin embargo, es una decisión absolutamente política y estratégica.

Y llama la atención que López Obrador con Bolivia haya decidido no sólo intervenir sino hasta traerlo, mientras con Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, se ha abstenido hasta de opinar.

José Martí, León Trotsky, Mohamed Reza Pahlevi, Fidel Castro y cientos de refugiados políticos que huyen de sus países han encontrado cabida aquí.

México se ha mostrado como un Estado incluyente y solidario cuyas puertas han estado abiertas para quienes han tenido la necesidad de abandonar sus países, aseguró Ebrard en  comunicado.

-Hace unos momentos recibí una llamada del presidente Evo Morales, mediante la cual respondió a nuestra invitación y solicitó verbal y formalmente asilo político en nuestro país, añadió.

Anoche tuiteó que Morales ya había abordado el avión de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), que estaba en ruta a México y subió la fotografía que hoy está en todas las portadas de los diarios, con el ex presidente boliviano sosteniendo una bandera mexicana.

De madrugada se conoció que la aeronave hizo escala en Asunción –Paraguay– en su ruta a México, a donde debió llegar esta mañana.

 

Amenaza el PAN con tomar el Senado

El relevo en la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) amenaza con convertir al Senado hoy en un campo de batalla.

Los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) convocaron a las 6 de la mañana en las afueras de las instalaciones de Paseo de la Reforma para evitar que Rosario Piedra Ibarra, hija de Rosario Ibarra de Piedra, proteste como nueva presidenta de la CNDH.

Los servicios de inteligencia del gobierno federal aseguran que Xóchitl Gálvez, senadora panista y ex delegada en Miguel Hidalgo, planea hacer un desmadre a Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

Esta madrugada, el Partido Acción Nacional (PAN) planeaba endurecer su posición y protestas, incluso con grupos de choque.

 

Vámonos:

Andrés Manuel López Obrador se reunirá el fin de semana próximo con Roger Goodell, comisionado de la NFL, en el marco del juego que se llevará a cabo el lunes en el estadio Azteca… ahora sí.

 

albermontmex@yahoo.es                                 @albermontmex