México recibe el golpe de Delta sin víctimas pero con daños e inundaciones

Cancún (México), 7 oct (EFE).- La península de Yucatán, en el sureste de México, recibió este miércoles el golpe del peligroso huracán Delta, que si bien obligó a la evacuación de miles de personas se debilitó al tocar tierra y no dejó heridos ni víctimas mortales, aunque sí daños materiales e inundaciones.

Fueron horas de tensión en la región, las previas a la llegada de Delta que entró como huracán categoría 2 por el norte de la isla de Cozumel, Caribe mexicano, a las 5.45 hora local (10.45 GMT), con vientos de hasta 160 kilómetros por hora luego de que un día antes se había intensificado hasta llegar a categoría 4.

“Hasta el momento no se registra pérdida de vidas humanas por el huracán Delta y hemos evacuado a casi 40.000 personas en Yucatán y Quintana Roo”, apuntó en redes sociales el Gobierno de México.

Además, recordó que “más de 10.000 agentes de fuerzas civiles y militares protegen a la población” a la que llamó a seguir las recomendaciones de Protección Civil.

LA TEMPESTAD Y LA CALMA

Horas antes, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, adelantó que en esa región “no tenemos ningún herido, ni ningún reporte de alguna muerte, hasta este momento luego de que todos los municipios han reportado esta situación”.

El mandatario estatal informó que su gobierno llevaría a cabo algunos recorridos por varios municipios de la zona norte, en especial los turísticos municipios de Cancún, Playa del Carmen, Puerto Morelos, Cozumel e Isla Mujeres, y posteriormente evaluaría la posibilidad de anunciar un regreso este mismo día a las actividades.

En Cancún, tras la furiosa tempestad vino la calma y ya por la tarde de este miércoles habitantes y turistas paseaban por las calles de la concurrida zona, observando los daños menores, como árboles caídos, que ha dejado Delta a su paso.

Decenas de viajeros y pobladores locales paseaban este miércoles por el Boulevard Kukulkán tomando fotos de árboles y postes dañados, así como de embarcaciones pequeñas sumergidas. Había, incluso, gente haciendo ejercicio al aire libre y quienes paseaban a sus mascotas.

Por su parte, el gobernador del vecino estado de Yucatán, Mauricio Vila, envió al Gobierno mexicano la solicitud de Declaratoria de Emergencia para 19 municipios afectados en el oriente del estado y ya lo había hecho desde la presencia de la tormenta tropical “Gamma”, el fin de semana pasado.

Al respecto, el titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil, Enrique Alcocer, indicó que estos 19 municipios del oriente de la región reportaron daños en viviendas y calles inundadas, árboles derribados, falta de energía eléctrica y agua potable, entre otros.

Previamente, el Gobierno del estado indicó que el fenómeno meteorológico afectó principalmente a cuatro comunidades costeras de la zona oriente, adyacente a Quintana Roo: El Cuyo, Las Coloradas, San Felipe y Río Lagartos.

De allá salieron 7.116 personas, algunas por su propia cuenta hacia otras poblaciones, y otras más con apoyo de los gobiernos municipal, estatal y federal, quienes fueron llevadas a algunos de los refugios habilitados, principalmente a la ciudad de Tizimín (170 kilómetros al oriente de Mérida, capital de Yucatán).

En el estado de Campeche, el gobernador Carlos Miguel Aysa González dijo que las autoridades de la entidad siguieron atentos el paso de Delta “y aunque no representa mayor peligrosidad para el estado, dejará efectos de lluvias y vientos débiles en algunas zonas”.

DELTA, EN EL GOLFO DE MÉXICO

En su reporte de las 16.00 horas (21.00 GMT), el Servicio Meteorológico Nacional de México indicó que Delta, ahora huracán de categoría 1, se localiza en el Golfo de México y su amplia circulación ocasiona lluvias en la península de Yucatán, y los estados de Tabasco y Chiapas, además de rachas fuertes de vientos y oleaje elevado en la Península de Yucatán.

Además, ocasionará lluvias muy fuertes con puntuales intensas en Quintana Roo, Campeche, Yucatán y Tabasco, así como puntuales muy fuertes en Chiapas.

Para resguardo de la población, el Gobierno mexicano desplegó al sureste del país 5.796 miembros de la Secretaría de la Defensa Nacional, 1.971 de la Secretaría de Marina, 675 de la Guardia Nacional, 96 de Protección Civil y 46 de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Además de 928 policías municipales y 130 estatales de Quintana Roo e instaló un puesto de mando en el balneario de Cancún que, junto con sus alrededores, se esperaba fuera la zona con mayores problemas, aunque al final resistió a su paso.

“Se instalará un comité para la evaluación de daños una vez que concluya la emergencia”, dijo en una conferencia a distancia la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa.

En el caso de las instalaciones eléctricas, la CFE apuntó que el arribo del huracán ocasionó afectaciones en al menos 266.000 usuarios en la región. EFE