México se quedaría sin beisbol

Por primera vez, en 95 años

Señalan que aún no hay las condiciones para poder regresar a los estadios

La temporada 2020 de la Liga Mexicana de Béisbol está en la tablita, esto luego de que aún no se tienen las condiciones para regresar a los estadios, aún bajo la directiva de jugar sin aficionados, por lo que junta directiva del circuito y los dueños de los clubes evalúan distintos escenarios de cara al inicio que estaba previsto pada el próximo 7 de agosto.

La cancelación de la temporada es una de las posibilidades que se está discutiendo y que por culpa de la COVID-19, podría ser la primera ocasión en 95 años del Rey de Los Deportes en México.

Hace dos semanas, en entrevista con Pasión W, Horacio de la Vega, presidente de la LMB, desestimó la posibilidad de realizar una temporada sin afición presente en los parques de pelota: “No se puede. Estamos pensando que el 7 de agosto comience. Que algunos equipos puedan iniciar sin gente, pero dependemos de las autoridades”, matizó entonces.

De acuerdo al sistema de semáforos implantado por la Secretaría de Salud federal para segmentar el regreso a las actividades post-pandemia, las ligas profesionales pueden reiniciar, sin público, si el semáforo epidémico en la entidad en la que se realizará el cotejo se encuentra en ‘rojo’ y ‘naranja’. A partir del color ‘amarillo’, se podría permitir el ingreso a los recintos de un 50% del aforo.

En mayo, Coahuila, que cuenta con tres clubes en la LMB (Saraperos, Acereros y Algodoneros) había prohibido los eventos masivos para el resto del año; sin embargo, Miguel Riquelme, gobernador del Estado, aseguró que respetaría los protocolos sanitarios que la LMB estipule para garantizar la afluencia a los estadios.

La Liga Mexicana ha batallado con dar una fecha exacta de inicio de la temporada de su 95º aniversario. En principio, la competición estaba fijada para el 6 de abril. Sin embargo, conforme la epidemia se agravó, el ‘opening’ day’ se fue retrasando. Del 11 de mayo, a un punto entre junio y julio. Todo, hasta llegar al consenso del 7 de agosto, que podría saltar por los aires nuevamente.