Migración a EU, en niveles más altos en diez años

El embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, aseguró que otro de los efectos generados por la crisis económica generada por la Covid-19, es que la migración mexicana hacia EU crezca nuevamente y se ubique en los niveles más altos de los últimos 10 años.

Durante el Primer Encuentro Universitario, organizado por el Observatorio de la Relación Binacional México-Estados Unidos y en el que la UNAM participó a través de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), señaló que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) es fundamental para hacer frente al fenómeno migratorio, pues la prosperidad de México impacta en la de su nación. “Ninguno de nuestros países puede ser próspero y seguro si el otro no lo es”, enfatizó.

Insistió en que la relación diplomática entre la Unión Americana y nuestro país es la más importante, porque temas como la seguridad, economía y migración son asuntos internacionales que tienen un impacto en situaciones domésticas.

“Para mí es muy importante tratar de buscar formas de promover la migración legal, ordenada, sobre todo con programas de visas especiales para trabajadores que van y regresan”, aseveró al ofrecer la conferencia magistral México-Estados Unidos: una historia compartida y un futuro común.

Landau remarcó que su prioridad es ayudar al entendimiento binacional en los temas de economía, migración y seguridad.

El comercio, dijo, es un punto de unión entre ambos países, el cual permite profundizar sus lazos y muestra de ello es que, a partir de 1994, cuando se puso en marcha el TLCAN, la comercialización de bienes entre México y Estados Unidos creció 500 por ciento.

Las relaciones en esa materia son la base de la amistad y la política, insistió Landau. En ese sentido, recordó que el T-MEC se aprobó por mayoría en los tres países.

La pandemia por la Covid-19, prosiguió, dejó en claro la necesidad de acortar las cadenas de suministro y protegerlas, acentuó la importancia de estar cerca de casa, atraer nuevas inversiones a América del norte y promover que regresen las que se fueron a otras regiones del orbe.

Landau también destacó que las instituciones educativas fortalecen los vínculos entre ambas naciones, y los intercambios académicos y la cooperación educativa son una fuerza integradora.

“A pesar de la crisis sanitaria la cooperación educativa con México sigue activa; ejemplo de ello es la despedida virtual de los 81 becarios mexicanos que inician periodos en universidades estadounidenses gracias a las becas Fulbright-García Robles, en las que la UNAM fue la institución más representada”, aseveró.

Otra muestra es el diplomado sobre las relaciones México-EU impartido por la Universidad de California, en San Diego, en el que participaron 100 mexicanos, así como un curso virtual para capacitar a estudiantes de la Universidad Nacional en tecnologías de la información, en instituciones norteamericanas.

El diplomático expuso que esta relación bilateral es dinámica y compleja, y en la que académicos, empresarios e integrantes de la sociedad civil son también embajadores. Ambos países, tienen un futuro compartido por su vecindad y porque decidieron unirse como socios y amigos, puntualizó.