Minimiza AMLO violencia contra prensa en México

ES UNA CAMPAÑA DE DESPRESTIGIO, INSISTE

Sostiene que no hay que “rasgarse las vestiduras” al referirse a la violencia que sufren los periodistas

El presidente Andrés Manuel López Obrador minimizó la violencia que padecen los periodistas en México y acusó que se trata de una campaña desprestigio en contra de su gobierno.

López Obrador sostuvo que las denuncias de violencia contra periodistas y comunicadores no son para “rasgarse las vestiduras”, al ser cuestionado sobre los llamados de organizaciones de presa para proteger al gremio, duramente golpeado en la primera mitad de 2022.

Sobre los recientes casos del asesinato de Antonio de la Cruz y la agresión contra Susana Carreño, el presidente respondió que “es más de lo mismo, es la campaña de desprestigio en contra del gobierno de México”.

El mandatario aprovechó para criticar a las organizaciones defensoras de periodistas y sostuvo que “aparecen” cuando no les conviene un gobierno y están molestas porque no reciben dinero.

“Esas asociaciones que hay de todo tipo, que aparecen cuando no les gusta o no les conviene un gobierno, o protegen a medios de información de México que están también molestos porque ya no reciben subvenciones, o el dinero de publicidad que se les daba, pero esto es así, no espara rasgarse las vestiduras”, concluyó.

El Sol de Tampico informó que el pasado miércoles, fue asesinado al salir de su casa, en Ciudad Víctoria, Tamaulipas, el periodista Antonio de la Cruz, mientras que su hija, Cinthya de la Cruz, quien acompañaba a su padre, fue alcanzada por una bala durante el ataque y, tras permanecer hospitalizada, perdió la vida este fin de semana.

El asesinato del periodista tamaulipeco es el asesinato número 12 en lo que va de este año.

En tanto, el viernes, Susana Mendoza Carreño, periodista y directora de Radio Universidad de Guadalajara, fue apuñalada al salir de la estación donde laboraba en Puerto Vallarta.

TREN MAYA, PRÓXIMO AÑO

Después de hacer vuelos de supervisión por la península de Yucatán, López Obrador, dijo que el Tren Maya se va inaugurar en próximo año y nada los va detener.

Ayer, sostuvo que hay grupos “corruptos” que han intentado detener la obra como también boicotearon el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

–¿Pero, sí se cumplirá en tiempo y forma?, se le inquirió:

–”Claro que vamos a inaugurar el Tren Maya, es un asunto de Estado.

“No es posible que un grupo de intereses creados, corruptos, le causen daño al pueblo y a la nación, porque se trata de presupuesto público, imagínense lo que se está perdiendo cada día que pasa”, señaló.

Dijo que en la reciente revisión de las obras encontró que la mayor parte de las personas que promovieron los amparos no son propietarios de tierras, sino quienes protegen intereses económicos.

REQUISITOS PARA SER FIFÍ

En otro tema, el presidente respondió a Carlos Alazraki quien se autocalificó como “neoliberal”, “fifí” y “orgullosamente judío” y dijo para ser fifí hay que tener avión y yate propio, vivir en Las Lomas o en Santa Fe, pero en la Toscana, no vivir en la colonia Del Valle.

El presidente en su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional comentó que Alazraki tiene una idea equivocada y que es un discípulo de Joseph Goebbels, ministro para la Ilustración Pública y Propaganda del Tercer Reich entre 1933 y 1945.

Reiteró que aunque el publicistas insista en cambiar la política de seguridad, no lo hará, porque es un contrasentido querer parar la violencia con la violencia. Ya son varias veces las que el presidente pone en tela de juicio a Alazraki. (Con información de Urbano Barrera)