Modifican protocolo para activar Alerta Amber en Ciudad  de México

Ya no tendrán que pasar 72 horas para que sea emitida, se hará de inmediato

En los últimos 11 años, a nivel nacional se reportaron 35 mil 424 personas desaparecidas, de las cuales, mil 747 son menores entre 10 y 14 años de edad, y cinco mil 146 en el rango de 15 a 19 años, por lo que autoridades capitalinas y de derechos humanos actualizaron, después de 15 años, el Protocolo Interinstitucional para Personas Adolescentes detenidas y presentaron el nuevo Acuerdo para la Activación de la Alerta Amber en la Ciudad de México.

De esta forma, la localización de menores de edad o personas reportadas como extraviadas o ausentes en la Ciudad de México se hará de forma inmediata y ya no tendrán que pasar 72 horas para su búsqueda.

Ello, después del caso de Marco Antonio “S”, el adolescente que fue detenido de manera ilegal por elementos policiacos capitalinos en enero pasado, desapareció por cinco días tras los cuales fue hallado deambulando por calles del Estado de México con un precario estado de salud.

El Protocolo -el cual no había sido modificado desde 2003- y el nuevo Acuerdo para la Activación de la Alerta Amber fue firmado por el jefe de Gobierno, José Ramón Amieva Gálvez; la ombudsperson Nashielli Ramírez; los titulares del DIF, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), la Procuraduría General de Justicia y del Consejo Ciudadano, Gamaliel Martínez Pacheco, Hiram Almeida Estrada, Edmundo Garrido Osorio y Luis Wertman Zaslav, respectivamente,  en la sede de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

El jefe de Gobierno jefe de gobierno, sostuvo que el objetivo es regular y actualizar el procedimiento de actuación policial, para proteger los derechos humanos de las personas menores que sean detenidas, que se encuentren en conflicto con la ley o sean probables infractores.

Recordó que tras el caso del joven Marco Antonio, estos protocolos quedaron expuestos; sin embargo, señaló que siempre hay disposición para generar las modificaciones que sean necesarias en beneficio de los ciudadanos.

“El mensaje que queremos dar aquí es que vamos generando una agenda de derechos humanos, vamos acompañando los principios y los alcances que los derechos humanos tenemos para la ciudad y estamos absolutamente abiertos para modificar lo que se tenga que modificar, para eficientar en lo que estemos generando algún pendiente o alguna deuda en el tema de derechos humanos para la ciudad”, enfatizó.

Respecto a la Alerta Amber  dijo que “no podemos seguir escuchando que diga: espérese usted 72 horas, ya va a aparecer o ‘se fue con el novio’, ‘seguramente ha de andar en una fiesta’, ‘se le pasaron las copas’. Ya no lo vamos a escuchar, eso no va a ser la actitud que a partir del día de hoy vamos a tener para las personas que con todo el dolor, la preocupación que representa el haber perdido a su familiar acudan”, dijo.

Explicó que “el protocolo establece cuales son los esquemas de uso de la fuerza, esquema de traslado, esquema de aviso a los familiares, aviso al sistema de Desarrollo Integral de la Familia, el esquema de acompañamiento de los derechos, el tratamiento que debe de tener el Ministerio Público cuando lo recibe o el Juez Cívico cuando se viola la ley de cultura cívica el esquema de reporte y acompañamiento”, apuntó.

Dijo que conforme al protocolo, incluso la CDHDF puede solicitar la Alerta Amber, además del Centro de Apoyo a Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA); O se puede llamar al teléfono de emergencia de Locatel 56581111, que trabaja las 24 horas del día los 365 días de año.

“Obviamente, cuando se hace la llamada de emergencia, sí es necesario que se acuda ante una autoridad para generar una ratificación de la pérdida”.

Amieva Gálvez afirmó que “nosotros tenemos confianza en los policías, nosotros partimos del principio de buena fe; los policías están para garantizar la seguridad, para generar un esquema de reacción y de investigación adecuada, para que ningún delito quede impune. Y cuando se les presente algún caso de investigación al respecto, puedan actuar en apoyo y en garantía a los derechos humanos de las personas que están siendo detenidas”.

Por su parte, la ombudsperson Nashieli Ramírez, resaltó que la efectividad de la Alerta Amber es de 70 por ciento y si los procesos de búsqueda se activan rápidamente, la efectividad aumenta a 90 por ciento e indicó que el comité para la referida Alerta se instaló en 2011, un año antes de que se hiciera a nivel federal.

“No podemos tener los mismos elementos de detención para las personas adultas que para las personas menores de edad”, resaltó la ombudsperson.

En su oportunidad, el director general del DIF-CDMX, Gustavo Gamaliel Martínez Pacheco, expuso que el objetivo del Protocolo Interinstitucional para Personas Adolescentes detenidas, es regular la actuación policial y proteger sus derechos.

“El seguimiento es integral y no concluye con la liberación de la o el adolescente, ya que nuestro compromiso no es sólo durante la detención, sino después de que ésta se haya realizado y el caso lo amerite”, enfatizó.

Explicó que la SSPCDMX y la PGJCDMX realizarán un sistema de monitoreo para supervisar la detención hasta la puesta a disposición de la autoridad competente, para que no se vulneren los derechos humanos de los adolescentes.

Asimismo, implementarán, con el auxilio de los elementos tecnológicos, un procedimiento de supervisión inmediata, en materia de control de la detención; en tanto que los mecanismos de detención serán evaluados de manera periódica para determinar la actuación de cada policía que participe en las detenciones.

El director general de Ednica I.A.P., Gabriel Rojas, destacó la importancia de ambos protocolos, al reconocer que en ocasiones se obstruía el registro de investigaciones cuando había extravío, ausencia o desaparición de adolescentes; “esto se hacía, se hace, en algunas ocasiones de manera rutinaria”.

En el Salón Digna Ochoa destacó que si bien aún hay tareas que cumplir en ambos casos, pues falta capacitar a los elementos encargados de velar por la seguridad de los capitalinos, es de agradecer que las autoridades locales tomen “el toro por los cuernos” y se evite que se repitan casos como el del joven Marco Antonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *