Morena se desmorona

Con un claro distanciamiento del presidente López Obrador, su partido Morena, registrado hace menos de 6 años, hoy se desmorona en medio de luchas fratricidas que pueden significar su pleno debacle en los comicios intermedios del próximo año.
Yeidckol Polevnsky, presidenta en funciones de Morena, no ha tenido la capacidad de cohesionar a los militantes para lograr la renovación del Comité Ejecutivo Nacional del partido de manera ordenada y transparente.
Mientras que Bertha Luján, con una dudosa presidencia del consejo nacional del Movimiento de Regeneración Nacional, ha hecho hasta lo imposible por alcanzar la presidencia del partido sin lograrlo, pero si ha lastimado al órgano político.
En medio de esta confrontación, otros actores políticos con aspiraciones al liderazgo morenista, como el diputado Mario Delgado Carrillo, han mostrado mayor prudencia en su actuar para no perjudicar más al Movimiento de Regeneración Nacional.
No así, Alejandro Rojas Díaz Durán, quien se opone a todo y aunque no tiene respaldo de la militancia, si a abonado al desconcierto y la confrontación intestina, con sus ilusos anhelos de alcanzar la presidencia de Morena.
De un congreso irregular, realizado el domingo pasado surgió un “nuevo presidente” de Morena, el diputado Alfonso Ramírez Cuellar, quien se autoproclama líder del partido, lo cual debe ser sancionado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife), donde ya existen decenas de impugnaciones.
El futuro de Morena es incierto, su nacimiento fue vertiginoso, su crecimiento sorprendente y el triunfo electoral que llevó a López Obrador a la Presidencia arrollador, pero hoy se sume en el descontrol, en la anarquía y en el desprestigio que lo puede llevar a la tumba.
La unidad debiera ser el objetivo de todos y aun cuando se ve lejano que ello ocurra, es el único camino que tiene para no morir por inanición. Ya veremos que sucede.

SUSURROS
Sin alejarse de la polémica, la política migratoria del régimen parece haber logrado frenar la entrada irregular de centroamericanos por la frontera sur, al menos por la vía de las caravanas tumultuosas.
La presión política que los migrantes pretendían hacer con su agrupación de millares de personas, entre hombres, mujeres y niños, ya no les funcionó y fueron fácilmente frenados por las autoridades nacionales.
Ello no implica que la presión migratoria haya terminado y aún falta mucho por ver sobre el cruce de centroamericanos, especialmente hondureños, por el territorio nacional para llegar a la ansiada Unión Americana, American dream.

Email: salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz
oooOooo