Muere David Patten

TRES VECES CAMPEÓN DEL SUPER BOWL CON PATRIOTAS

Sufre accidente de moto

Columbia (Carolina del Sur, EE.UU.).- El ex receptor de la NFL y tres veces campeón del Super Bowl con los New England Patriots, David Patten, falleció en un accidente de moto.

Patten hizo historia al ser quien atrapó el primer pase de touchdown de postemporada del legendario mariscal de campo Tom Brady para ayudar a los Patriotas a ganar su primer título de Super Bowl.

La forense del condado de Richland, Naida Rutherford, dijo en un comunicado de prensa que Patten murió en un accidente el jueves por la noche en las afueras de Columbia, Carolina del Sur.

La Patrulla de Caminos de Carolina del Sur informó que el accidente involucró a otros dos vehículos.

Patten jugó 12 temporadas en la NFL luego de firmar como agente libre no reclutado con los New York Giants en 1997. Pasó tres temporadas en Nueva York y también jugó para Cleveland Browns, Washington Redskins y Nueva Orleans Saints.

Pero lo más destacado fue como miembro de los Patriotas, haciendo dos recepciones icónicas para ayudar a Nueva Inglaterra a capturar su primera victoria en el Super Bowl durante la temporada 2001.

Atrapó un touchdown de 11 yardas del mariscal de campo Drew Bledsoe durante la victoria de los Patriots por 24-17 sobre Pittsburgh Steelers en el partido de campeonato de la AFC.

Le siguió con una recepción de touchdown de ocho yardas de Brady en el segundo cuarto del Super Bowl. Fue el único touchdown ofensivo de Nueva Inglaterra en la victoria 20-17 sobre los St. Louis Rams.

Patten jugó con los Patriots desde 2001 hasta 2004 y fue miembro de sus equipos de campeonato del 2002 2004 y 2005. Apareció en 147 partidos de la NFL en su carrera, atrapando 324 pases para 4.715 yardas y 24 touchdowns.

En un comunicado, el entrenador en jefe del equipo de Nueva Inglaterra, Bill Belichick, llamó a Patten “una persona y un jugador esencial en la historia de los Patriots”.

“Me rompe el corazón escuchar sobre el trágico fallecimiento de David a una edad tan temprana”, dijo Belichick. “Estoy agradecido de haber entrenado a David. Es una persona y un jugador esencial en la historia de los Patriots, sin el cual no hubiéramos sido campeones del Super Bowl”.

Por su parte, el dueño del equipo, Robert Kraft, expresó que estaba “desconsolado”.