Muere Hamadi Agrebi, líder de primera selección tunecina que jugó un Mundial

Túnez, 22 ago (EFE).- El fútbol tunecino despidió este sábado con honores de héroe nacional al futbolista internacional Hamadi Agrebi, el centrocampista del modesto Club Deportivo Sfaxian que llevó a la selección africana por primera vez a un Mundial, en Argentina 1978.

Agrebi, conocido en los mentideros del fútbol tunecino como “el artista”, falleció este vienes en la ciudad de Sfax, capital económica del sur y la segunda en importancia del país, a los 69 años tras luchar durante meses contra el cáncer.

A su funeral asistió tanto el presidente de la República, Kais Said, como los miembros más destacados de la Federación de Fútbol de Túnez, que este sábado ordenó guardar un minuto de silencio en su memoria en todos los partidos de liga.

En aquella Copa del Mundo, Túnez quedó encuadrada en el grupo B junto a Alemania Federal, Polonia y México, iniciando el torneo con una sorprendente y contundente victoria por 3-1 sobre los norteamericanos.

Agrebi, cuyo verdadero nombre era Mohamed Ben Rhaiem, fue el puntal defensivo en el medio del campo de una escuadra de leyenda que se quedó al borde del pase a octavos tras perder el segundo partido con Polonia (1-0) -campeona final del grupo- y empatar a cero con la Alemania que lideraban hombres como el guardameta Sepp Maier o el delantero Karl-Heinz Rummenigge.

Los jugadores tunecinos regresaron con la hiel en los labios pero como héroes -Túnez no volvería a un Mundial hasta Francia 1998- y Agrebi se mantuvo fiel al equipo de toda su vida, que en 2017 decidió retirar su dorsal, el 8, el mismo que lucía en aquel mítico combinado nacional.

Este sábado, el primer ministro tunecino en funciones, Elyes Fakhfakh, anunció que el estadio olímpico de Rades, el más grande e importante del país, pasará a llamarse estadio Hamadi Agrebi. EFE