Multota por plagiaria

Katy Perry pagará 2.78 mdd a rapero por violar sus derechos de autor con el tema  Dark horse; un jurado determinó que la canción es una copia del tema Joyful Noise

LOS ANGELES, EU.- Tras cinco años de litigio y luego de ganar más de 40 millones de dólares en 2013 por Dark Horse, la cantante estadunidense Katy Perry deberá pagar una multa de 2.78 millones de dólares al rapero cristiano Flame por violar sus derechos de autor.

En 2015, el músico Marcus Garay, quién artísticamente es conocido como Flame, presentó una contra Perry por plagio a su rap cristiano, Joyful Noise; parte de la cual fue utilizada por la intérprete en su canción, Dark Horse lanzada en 2009.

Un jurado de Los Angeles falló a favor del rapero en el juicio de que dos, por responsabilidad y daños.

Trascendió que Perry deberá pagar de su propia fortuna 550 mil dólares y los 2 millones 230 mil restantes serán cubiertos por su sello discográfico Capitol Records, así como otros colaboradores.

Esta semana, los abogados del rapero dieron a conocer que Katy Perry y Capital Records recaudaron cerca de 41 millones por la canción, de los cuales la cantante recibió poco más de 3 millones y el resto fue destinado al sello discográfico.

Al respecto, la discográfica comentó que su ganancia fue tan sólo de 630 mil dólares luego de restar costos.

El veredicto del jurado de Los Ángeles, fue que hubo una violación de derechos de autor y determinó que Dark Horse es una copia de Joyful Noise, por lo que a Gray y sus co-demandantes se les debe pagar 2.78 millones de dólares.

Fueron señalados como responsables seis compositores, cuatro empresas que lanzaron y distribuyeron la canción, así como los productores Dr. Luke, Max Martin y Cirkut. De acuerdo con The Hollywood Reporter, Katy deberá dar de su bolsillo 550 mil dólares.

Si bien, tanto Perry como los co-autores alegaron que nunca habían escuchado la canción de Flame, los abogados demostraron que esta tuvo una gran difusión y pudo haber sido escuchada por ellos, además de recordar que la cantante comenzó su carrera como artista cristiana.