Nacionales y Cardenales respiran

Ganan sus respectivos duelos y fuerzan al quinto partido

Lanza joya Max Scherzer

HOUSTON.- El poder del pitcheo y el bateo oportuno fueron las claves con las que los Nacionales de Washington y los Cardenales de San Luis consiguieron las sendas victorias que les mantuvieron en la competición de sus respectivas Series Divisionales del Viejo Circuito que empataron a 2-2 y forzaron el decisivo quinto partido.

El abridor Max Scherzer lanzó una joya de pelota y se encargó de silenciar a la demoledora ofensiva de los Dodgers de Los Ángeles que perdieron por 6-1 ante los Nacionales en el cuarto partido.

El triunfo evitó la eliminación de los Nacionales y la serie se traslada de nuevo a Los Ángeles, donde el miércoles tendrá que quedar decidida en el quinto y definitivo partido.

Los Dodgers ya tienen elegido a Walker Buehler como su abridor estelar para que suba al montículo de su campo del Dodger Stadium.

 

CARDENALES VIVE

El veterano receptor puertorriqueño Yadier Molina pegó un elevado de sacrificio en la parte baja de la décima entrada con un out en la pizarra e impulsó la carrera del triunfo de los Cardenales por 5-4 ante los Bravos de Atlanta.

Molina también fue el responsable de pegar el sencillo impulsador en la parte baja del octavo episodio que puso el empate en la pizarra (4-4) e hizo posible la remontada de los Cardenales.

La victoria permitió al equipo de San Luis seguir con vida y disputar, el miércoles, el decisivo quinto partido, cuando ambos equipos se enfrenten en el SunTrust Park de Atlanta.

Los Bravos abrirán con el joven Mike Foltynewicz y los Cardenales se decidirán también por Jack Flaherty, su gran promesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *