¡Nada de nada!

PUMAS Y AMÉRICA DECEPCIONAN

Insípido empate: UNAM hizo un poquito más por ganar, pero le faltaron ideas ante unas Águilas que jugaron a no perder

No hubo fiesta. No hubo gol. No hubo futbol. No hubo nada de nada. Pumas y América firmaron un decepcionante empate sin anotaciones en el partido de ida de los cuartos de final del torneo Grita México Apertura 2021 y decepcionaron a los aficionados que colmaron las gradas del estadio Olímpico Universitario.

Lo que se auguraban iba a ser un agarrón, terminó siendo un partido gris, insípido, con pocas emociones, que no transmitió nada a una tribuna repleta en CU, porque se autorizó un ingreso del 75 por ciento del aforo total, aunque el estadio lució lleno, con los espacios que siempre quedan vacíos en las cabeceras, pero el resto con tribunas repletas.

El marco fue esplendoroso, pero la foto falló. Pumas tuvo mayor ambición, sólo que se topó con una férrea defensa y no tuvo ideas ni recursos para abrir el ostión americanista y lució inofensivo, generando cierto peligro con ollazos y chispazos individuales, porque jugadas colectivas fueron contadas.

Y América simplemente salió a no perder. El líder de la fase regular acentuó el futbol que se cuestionó a lo largo del torneo y Solari de plano especuló, atrincheró gente atrás y ocupó sus recursos en mantener el cero en el marco, jugó a esperar y propuso poco, mejor dicho nada, en ofensiva.

PUMAS NO PUDO; AMÉRICA NO QUISO

Impulsado por su localía, Pumas mostró mayor ambición para ir por el triunfo. Lillini mandó de arranque a Dinenno y Diogo en la ofensiva, con Saucedo y Favio Álvarez como los hombres de enganche, los encargados de surtir de balones a sus delanteros. Mientras Leo López y Lira les aportaban, aunque era más su labor para recuperar, y a Mozo y Velarde les costaba encontrar espacios para llegar desde su lateral.

El tema fue que toparon con un equipo tirado atrás, medroso, que priorizo el cero su marco y agrupo gente atrás, con Jorge Sánchez, Cáceres, Aguilera y Layún, pero donde Lainez, Richard Sánchez, Fidalgo y Reyes, se clavaban constantemente en labores defensivas para complicar las intentonas predecibles del rival, porque UNAM, pese a tener mayor posesión del balón, incurría en balonazos al área ante la falta de accesos hacia el arco americanista.

POBRE, MUY POBRE

Con una lucha sorda, por momentos soporífera, el tiempo transcurrió ante la impaciencia de los aficionados, que se preguntaban cuándo comenzaría el partido.

América estaba replegado y esperaba conectar alguna transición larga, pero el partido se tornó infumable. De hecho, Pumas tuvo su primer tiro al marco a cinco minutos de finalizar el primer tiempo, cuando Efraín Velarde disparó de media distancia y Ochoa alcanzó a desviar con las uñas.

América tuvo el suyo un par de minutos después, cuando Viñas sacó fogonazo dentro del área y Talavera rechazó. Y en el cierre, un tiro libre de Saucedo que se fue por un lado cerca, nada más

MÁS DE LO MISMO

Para el complemento se mantuvo la tónica del juego, Pumas buscando, pero sin encontrar caminos, América ocupado y preocupado por defenderse.

UNAM abrió con una acción en la cual Diogo habilitó a Favio Álvarez, que sacó tiro y el balón se fue por encima.

El duelo se mantuvo con una lucha intensa por el balón, sin que Pumas pudiera abrir al América y sin que éste cambiará su juego defensivo.

GOL ANULADO

Los minutos avanzaron y en el último cuarto, hubo una acción en donde Henry desbordó por derecha, centró, Richard Sánchez tiró cruzado y se fue cerca. Posteriormente Lira tiró, tapó la zaga, el rebote le quedó a Lira que volvió a jalar el gatillo y Ochoa desvió a una mano.

Sobre los 82 hubo un gol anulado a Higor Meritao, cuando Dinenno peinó un balón y Meritao quedó sólo, punteó sobre la salida de Ochoa para mandar a la red, pero se invalidó por fuera de juego.

Todavía en el cierre, en un balón suelto, Favio Álvarez punteó y la bola se va por un lado.

Así vino el silbatazo ante la decepción de los aficionados.

Deja una respuesta