Nada lo detenía…

NUEVA YORK, EU.- Una diseñadora de moda y exactriz dijo el miércoles al jurado en el caso de violación contra Harvey Weinstein que el exproductor la tocó debajo de su falda y luego le propuso sexo a cambio de contratos de películas.

Dawn Dunning no es una de las mujeres por las que Weinstein está acusado de agresión sexual. Es una de las tres personas que los fiscales están citando a declarar para reforzar su caso contra el exproductor tratando de sumar evidencias de sus motivos o métodos.

Weinstein, de 67 años, se declaró no culpable de atacar sexualmente a Mimi Haleyi y Jessica Mann. Desde 2017, más de 80 mujeres, entre ellas actrices famosas, han acusado a Weinstein de comportamiento sexual inapropiado.

Las acusaciones alimentaron el movimiento #MeToo, mediante el cual muchas mujeres han acusado de agresión sexual a poderosos hombres de negocios, del mundo del entretenimiento, los medios y la política. El juicio de Weinstein es visto como un importante hito en la iniciativa.

Weinstein, quien produjo películas como “El Paciente Inglés” y “Shakespeare enamorado”, ha rechazado las acusaciones y dijo que todos los encuentros sexuales fueron consensuados.

Dunning dijo el miércoles que en la primavera boreal de 2004, Weinstein la invitó a un hotel en el SoHo donde se estaba filmando una película. Contó que cuando llegó, el empresario la llevó a una habitación y, sin avisar, metió la mano debajo de su falda y en su vagina.

“Fueron algunos segundos, pero yo medio que me congelé por un minuto y luego me levanté”, relató. “Me dijo que no hiciera un gran alboroto sobre eso. Se disculpó, dijo que no volvería a pasar”, agregó.

Dunning declaró que unas semanas más tarde, la asistente de Weinstein la invitó a otra reunión en un hotel para discutir oportunidades de actuación.

Cuando llegó, contó, Weinstein la recibió en bata y le dijo que podría firmar un contrato para tres películas si tenía relaciones sexuales con él y su asistente.

Dunning dijo que se rió, pensando que era una broma, pero Weinstein se enojó y le gritó “nunca triunfarás en este negocio. Así es como funciona en esta industria” y agregó que otras actrices, entre ellas Salma Hayek y Charlize Theron, habían avanzado en sus carreras de la misma manera.

La actriz contó que salió corriendo de la habitación, fue al hall y al ascensor mientras Weinstein seguía gritándole. (Reuters)