Napito, amo y señor de los sindicatos con la CSID;  Elba y Romero Deschamps, líderes multimillonarios

La Cuarta Transformación pasa también por los sindicatos.

Andrés Manuel López Obrador y su partido-gobierno no tienen, hasta ahora, una central obrera que sea su brazo fuerte en el tema laboral.

Sí, tal como la Confederación de Trabajadores de México (CTM), la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) y más, que sirvieron al Partido Revolucionario Institucional (PRI) para controlar a la clase trabajadora y para aplaudir al presidente en turno.

Napoleón Gómez Urrutia, Napito, líder por herencia del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM) y senador de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), quiere el control de esa inexistente central obrera… que existirá a partir de mañana.

Carlos Aceves del Olmo, sucesor de Joaquín Gamboa Pascoe, reemplazo de Leonardo Rodríguez Alcaine, heredero del lechero Fidel Velázquez Sánchez, todos muertos, siente pasos, porque el líder minero, rescatado del autoexilio en Canadá por Andrés Manuel, amenaza con robarle todos los dirigentes, entregados por conveniencia al gobierno lopezobradorista.

La Confederación Sindical Internacional Democrática (CSID) será la operadora de la 4T, aunque el hijo de Napoleón Gómez Sada, líder por cuatro décadas del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos, lo niegue.

Los recién concluidos paro y huelga de 48 maquiladoras de Matamoros, Tamaulipas, en el que los trabajadores exigían un incremento salarial de 20 por ciento -aún cuando el nuevo salario mínimo en la franja fronteriza aumentó hasta 176 pesos diarios- y un bono de 32 mil pesos es atribuido a Napito.

Como un experimento, para conocer la reacción.

Al hoy senador se le acusó de desviar a cuentas privadas 55 millones de dólares de un fideicomiso integrado con recursos que Grupo México, de Germán Larrea, uno de los empresarios más ricos del país, entregó al sindicato para los 30 mil trabajadores afiliados y, temeroso de ser apresado por ello y por la explosión de la mina de carbón de Pasta de Conchos, Coahuila, donde murieron 65 trabajadores en 2006, huyó a Canadá, donde vivió como marqués hasta su repatriación a cargo de Morena para ser senador.

Será el nuevo Fidel Velázquez.

Pretende serlo.

 

Líderes ricos, obreros pobres

Los abusos de los líderes sindicales se cuentan por decenas.

Elba Esther Gordillo Morales, dueña del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) e inventora y propietaria del hoy extinto partido Nueva Alianza, tiene una fortuna que supera, cuando menos en los bienes inmuebles que se le conocen, los 30 millones de dólares, unos 600 millones de pesos.

Sin contar obras de arte, joyas, cuentas bancarias y uno que otro gustito.

Así, con su salario de profesora, no sea mal pensado, se hizo de un capital que jamás en la vida hubiera soñado antes de obedecer a Carlos Salinas de Gortari, quien la impuso en el sindicato cuando tiró a Carlos Jonguitud Barrios en 1989, y a todos los presidentes priístas y panistas que le siguieron.

La llamada Maestra, presa en el perdido sexenio de Enrique Peña Nieto por rebelarse a la reforma educativa y llamar ignorante a Emilio Chuayffet Chemor, y liberada por un acuerdo con López Obrador, puso a la venta dos casas que tiene en la isla Coronado, en San Diego, California, por 8.5 millones de dólares, unos 170 millones de devaluados, pero útiles pesos.

No, no se enoje.

Además de que tenía un salario extraordinario de 31 mil pesos mensuales, es muy ahorrativa y organiza tandas. No es que, por accidente, haya hecho mal uso de las cuotas sindicales de más de un millón de profesores agremiados.

Y prepara ya nuevo partido, a la muerte de Nueva Alianza.

 

Carlos Romero Deschamps

Carlos Romero Deschamps, es otro ejemplo de cómo la fortuna -literal- sonríe a quienes controlan a los trabajadores.

El ex senador priísta y dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) desde que Joaquín Hernández Galicia La Quina fue encarcelado por el mismo Salinas de Gortari, en 1989, vive como rey.

Los viajes de su hija Paulina Romero Durán en avión privado con mascota por todo el mundo serán recordados como ejemplo de la corrupción y los excesos de los gobiernos priístas.

Especialmente el de Peña Nieto.

Los yates en Cancún, las casas, los depas, y su gusto por los wachos de lujo -como el buen César Camacho Quiroz-, también están en la historia de los humildes y honestos dirigentes gremiales, que luchan por los derechos de la clase trabajadora.

Hoy, cuando López Obrador ha declarado la guerra a la corrupción, a los abusos, al saqueo de Petróleos Mexicanos (Pemex), el dirigente hasta desplegados ha publicado en apoyo al tabasqueño.

La lista es interminable.

En los estados, los líderes de las secciones son multimillonarios y caciques también.

Para eso y más da Pemex.

Para eso y más da un sindicato.

 

Se vuela la barda Padierna

Dolores Padierna y el Conacyt defienden el nombramiento de David Alexir Ledesma.

Pero la diputada se vuela la barda y sale de contexto en su afán por justificarlo: atribuye la molestia de la comunidad científica a la preferencia sexual del joven de 29 años de edad. Asegura que es gay.

¡Qué pobreza de argumento!

Las críticas son porque cursa el tercer semestre de la carrera de Comunicación, le redactaba sus discursos en la Cámara de Senadores y es subdirector del Conacyt en el área de comunicación.

También es amigo de Jenaro Villamil, director del Sistema Público de Radio y Televisión, con quien trabajaba en un portal de internet.

Conacyt emitió un boletín en el que destaca la labor del funcionario.

 

Vámonos: Comenzaron  los foros en el Senado para discutir la Guardia Nacional y los ajustes que quiere López Obrador.

Parlamento Abierto para escuchar a todos.

Es la chamba de Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.

Cierran el 15.

 

albermontmex@yahoo.es @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *