Narra su vida en el doblaje

Gerardo Reyero, el Hombre de las mil voces, visitó la FES Acatlán, donde dictó la conferencia El arte del doblaje en la Interpretación de personajes

 En el Teatro Javier Barros Sierra de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán tuvo lugar la conferencia El Arte del doblaje en la interpretación de personajes, impartido por el actor Gerardo Reyero, quien durante en su mensaje invitó a los asistentes a fijarse objetivos claros para luchar por ellos y conseguir la meta deseada.

Reyero, quien presta su voz a personajes como Freezer, de la caricatura Dragon Ball Z; Han Solo, en las tres primeras cintas de la saga de La Guerra de las Galaxias y La Máscara, interpretado por Jim Carrey,  festejó visitar por primera vez la FES Acatlán para compartir su experiencia.

“Me encantó conocer a la FES Acatlán. Me gusta interactuar con los jóvenes para narrarles mi experiencia en el campo del doblaje, será útil para todos los que estén cursando cualquier carrera. Mi primer consejo que siempre doy es: ‘Tengan fijo el objetivo que quieran alcanzar, luchen por él hasta conseguirlo, nunca se rindan’. No importa si eres estudiante de Diseño, Comunicación o Derecho, cualquier otra carrera, el esfuerzo te lleva al otro lado”, destacó.

Al evento, organizado por la División de Diseño y Edificación y el Centro Cultural Acatlán, asistió el licenciado José Rodrigo Zenteno Gaeta, Secretario de Estudios Profesionales, quien aprovechó para dar la bienvenida al semestre 2018-2, a los alumnos invitándolos a “mantener el compromiso de seguir adelante construyendo su historia de éxito como estudiantes y para un futuro grandes profesionistas que México necesita”.

Durante la plática, Reyero contó que el doblaje llegó a su vida por pura casualidad, al estudiar la carrera de maestro de primaria tuvo clases de actuación y le gustó. Al recibirse, viajó de su natal Puebla a la Ciudad de México para prepararse como actor y fue ahí que gracias a su voz literalmente lo llevaron al doblaje y al descubrirlo se enamoró.

“Yo nunca pensé que atrás de esas películas había personas que les daban las voces a los actores y a las caricaturas. Creía que así se grababan. Una vez que entré a este mundo resultó fascinante y ya no lo dejé. Por eso cuando me piden un consejo para ser un actor de doblaje: prepárense, estudien mucho, valoren la profesión, ámenla, disfrútenla y jamás dejen que alguien les quite la ilusión de ser el o la mejor”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *