Ni modo, a evitar que se enoje Trump

Porfirio Muñoz Ledo lo volvió a hacer.

El veterano político, diputado de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y amigo de Andrés Manuel López Obrador, reiteró ayer que a los migrantes que llegan a México por la frontera sur debe dárseles libre paso en su ruta hacia Estados Unidos.

-Es una salvaje agresión cometida por la Guardia Nacional contra refugiados hondureños y la aprehensión de más de 400 es una violación al artículo 11 de la Constitución y los acuerdos internacionales. Ese vandalismo configura varios delitos que deben ser perseguidos, escribió en twitter.

-Jamás he visto una foto de la border patrol -vulgo migra-golpeando a un migrante así, dijo el morenista de corazón y sangre priísta en diversas entrevistas.

Muñoz Ledo critica que un gobierno de izquierda no defienda por lo que han luchado más de 30 años: los derechos humanos.

En junio de 2019, el entonces presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados se lanzó contra la política migratoria del gobierno y sacudió a las buenas conciencias.

En Tijuana, Baja California, en la celebración -llamada marcha por la unidad- de que Donald Trump no aumentó aranceles a la mercancía mexicana como amenazaba si no se contenía a los migrantes en la frontera sur, dijo que se violan los derechos de éstos.

-No podemos aceptar que la migración sea una palabra maldita y debe respetarse, decía mientras golpeaba el atril y Andrés Manuel sonreía como diciendo “¿qué pasó, mi Pofririo?”, en tanto su jefe de la oficina, Alfonso Romo, sonreía.

-Lo que es inmoral e inaceptable es el doble rasero entre la frontera norte y la del sur. Por una parte exigimos que nos abran las puertas y por el otro lado sellamos el paso para hacerle un oscuro favor a los Estados Unidos.

La Guardia Nacional se creó para combatir criminales, no migrantes, dijo ayer.

Trump presumió en octubre de 2019, apenas cuatro meses después de doblegar a Ebrard en Washington, que usa a México.

-Estoy usando a México para proteger nuestra frontera porque los demócratas no cambian los vacíos legales en las políticas de asilo, dijo.

Y añadió:

-Quiero agradecer a México y al presidente López Obrador. Tienen 27 mil soldados cuidando las fronteras.

Andrés Manuel azuzó a los migrantes a venir a México y ahora lo niega. Les ofreció ayuda, visas humanitarias, empleo y hasta transporte a la frontera norte.

Dice que son conservadores quienes critican su cambio de 180 grados en el trato a los migrantes, en su mayoría centroamericanos.

Si esto se disparó fue precisamente por eso, porque la migración ha existido toda la vida, pero Trump, racista, clasista y demente brincó cuando vio que se les estaba hasta facilitando su viaje.

Y Ebrard tuvo que dar conferencia.

Esas fotos de las agencias AP y AFP en las que se observa a un miembro de la Guardia Nacional someter a un hondureño con una llave china dieron la vuelta al mundo.

Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, dijo en Costa Rica que su política migratoria no cambiará un milímetro y dio las gracias a México por la labor a favor de la seguridad en sui país.

Y Ebrard tuvo que dar conferencia.

Afirma el secretario de Relaciones Exteriores que hubo provocación y que no habrá un cambio en el trato a quienes quieren entrar a México.

-Si querían una provocación se equivocaron, no logró su cometido. Si alguien buscaba violencia en México, no la va a encontrar por parte de las autoridades; tenemos que cumplir con los ordenamientos legales, dijo.

Y hasta presume que se evitó una tragedia.

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, acusó la intención de un portazo.

-De ninguna manera ha habido un acto de represión, ni siquiera de molestia, simplemente ha sido ordenar esta migración, dijo.

– La Guardia Nacional solamente ordenó a los migrantes para entrar en esta forma en nuestro país, no hubo ningún incidente ni va a ver espero.

 

¿Hasta cuándo van a poner orden en la UNAM?

Qué miedo tienen en rectoría a poner orden a los encapuchados que mantienen secuestrada la facultad de Filosofía y las preparatorias 7 y 9.

El trauma de 1968 no ha podido ser superado.

Enrique Graue Wiechers prometió en campaña cuando pretendía ser rector recuperar el auditorio Justo Sierra de CU, llamado Che Guevara por los malandros que lo tienen desde 1999.

No lo hizo.

Ni lo hará.

Desde noviembre están suspendidas las clases y la 9 ha sido destrozada.

Qué vergüenza.

 

Vámonos: Que los incendios en los cinco mercados -sí, leyó bien, cinco- en menos de un mes fueron por cortos circuitos.

Como dijera Elba Esther: ¿tú le crees a la Fiscalía?

 

albermontmex@yahoo.es      @albermontmex