Según Batres, no hay partida secreta

El presidente de la Mesa Directiva, Martí Batres, aclaró que en la Ley Federal de Austeridad Republicana “no hay espacio para que se pueda interpretar un artículo aislado que dé discrecionalidad para gastar, en lo que sea, y no reportarlo”.

Y es que en el artículo 61 de la nueva ley, aprobada por senadores de Morena la madrugada del martes, prevé una partida para uso del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Detalló que de acuerdo con el artículo 61 de la Ley, estos recursos “deberán destinarse en los términos de las disposiciones generales aplicables a los programas del ejecutor del gasto que los genere”.

Por cuanto hace al Poder Ejecutivo Federal, los ahorros se destinarán a los programas previstos en el Plan Nacional de Desarrollo o al destino que por Decreto determine el Titular, precisó.

En entrevista, Martí Batres enfatizó que con la norma aprobada el pasado 1 de julio, “se trata de que ahora el gasto sea para la sociedad” y que los recursos que se liberen se dirijan al gasto social y productivo”.

Batres también rechazó que se prohíbe a ningún servidor público trabajar en la iniciativa privada después de que termine su labor en un puesto público, “lo que se busca es que no se aproveche la estancia en una responsabilidad pública, para hacer acuerdos en determinados consorcios”.

Mencionó que la Ley dispone en su artículo 24 que los servidores públicos en mando superior, que se separen de su cargo, no podrán ocupar puestos en empresas que hayan supervisado, regulado o respecto de las cuales tuvieron información privilegiada en el ejercicio de su cargo público, salvo que hubiesen transcurrido al menos 10 años.

Señaló que, de acuerdo con su artículo tercero, entre los objetivos de este ordenamiento está establecer medidas que permitan generar ahorros en el gasto público para orientar recursos a la satisfacción de necesidades generales.

Indicó que dispone, en su artículo 23, que ningún servidor público podrá utilizar recursos humanos, materiales o financieros institucionales para fines distintos a los relacionados con sus funciones.

“Su contravención será causa de responsabilidad administrativo en los términos que establezca la Ley General de Responsabilidades Administrativas”, dijo.

Además, agregó, plantea que dichos ahorros “se destinarán conforme a lo establecido en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendarla y en el Presupuesto de Egresos de la Federación correspondiente”.

Precisó que la Ley Federal de Austeridad Republicana elimina privilegios de funcionarios públicos y establece una serie de medidas para generar ahorros y canalizarlos al desarrollo productivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *