No le peguen al Peje… solito se pega; Mancera pide acuerdo; justicia a Karen

¿Pero qué necesidad?

Andrés Manuel López Obrador no soltó al tigre… despertó a

la fiera.

Al monstruo que amenaza con tragárselo con todo y su felino,

y su Morena.

Y todavía se ríe.

Como si fuese una gracia.

¿En qué cabeza cabe acudir a la reunión más importante hasta ahora, con los banqueros, con un sector de los hombres del varo, y decir semejante estupidez?

-Tengo dos caminos: Palacio Nacional o Palenque, Chiapas (La Chingada, su rancho)

Si se atreven a hacer un fraude electoral, yo me voy a Palenque y a ver quién va a amarrar al tigre.

El que suelte al tigre, que lo amarre.

Ya no voy a estar yo deteniendo a la gente, luego de un fraude electoral.

Y ayer lo ratificó.

Evidentemente, a nadie se le fue la nota.

Empresarios, legisladores, candidatos y sus equipos aprovecharon el bombón.

La interpretación: está llamando a la violencia, amenazando con madrazos.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), siempre de derecha, no la dejó pasar:

-Las amenazas veladas de violencia popular ante un resultado electoral adverso son inaceptables en una democracia, dijo su presidente, Juan Pablo Castañón.

Y sí.

¿O a qué se refiere con el tigre?

¿A protestas sociales? ¿A los criminales que promete amnistiar? ¿A la CNTE, a Napito y sus mineros?

O a todos.

López, con una ventaja abismal, según las encuestas de consultoras conocidas y no tanto, debe evitar más errores… porque lo pueden alcanzar y rebasar.

O para eso trabaja.

Todos quieren debate

Todos quieren pegarle al puntero.

Bajarlo como sea.

A José Antonio Meade Kuribreña y a Ricardo Anaya Cortés les urge.

Quieren echarle montaña a Andresmanuelovich.

Y es que las estrategias de campaña así son.

Cuando en 2012 Enrique Peña Nieto ya se sentía seguro de ganar, no quiso ir al debate convocado por el #YoSoy132.

¿Lo recuerda?

Y su incondicional y coordinador de campaña, Luis Videgaray, lo justificó, lo protegió.

Dijo que ya se había cumplido con los que marcaba la ley.

Después de aquella negra tarde en la Iberoamericana el 11 de mayo de 2012, ¿qué necesidad había de arriesgarlo?

Lo mismo aplica ahora López.

¿Para qué arriesgar la ventaja que ronda 20 puntos y a que, poco hábil, lo pongan contra las cuerdas a 100 días de la elección?

Meade Kuribreña lo retó desde el sábado, un día después de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocara el acuerdo del INE que los prohibía.

-¡Entrale!, tuiteó ayer.

-Queremos un país donde absolutamente nadie llame a soltar al tigre ni a ningún otro animal del zoológico, dijo.

Anaya Cortés, en Chile y Alemania, hasta le exigió que tenga pantalones.

La frase de soltar al tigre fue fusilada por López Obrador a Porfirio Díaz, al iniciar la rebelión maderista.

-Han soltado al tigre y a ver quién lo controla, dijo entonces el general.

López Obrador vuelve a cometer errores infantiles, sospechosos, cuando menos.

¿Acaso alguien cree que sea tan torpe como para volver a darse un tiro en el pie, como en 2006 y 2012?

Sospechosismo, como dijera el venido a menos Santiago Creel.

López pareciera ser sólo una válvula de escape para el hartazgo, el enojo, la molestia, que es real y no fake.

Se registra

Armando Ríos Piter, senador con licencia, acudió anoche sorpresivamente al Instituto Nacional Electoral (INE) a registrarse como candidato independiente a la Presidencia, luego de que lo había programado el miércoles.

¿Qué sucedió?

Que mañana hay sesión de consejo general y, como el trámite debe ser presencial, mejor lo hizo en caliente.

Mancera no confía

Sólo si el frente opositor -llámese Ricardo Anaya- firma un acuerdo para integrar un gobierno de coalición, Miguel Angel Mancera Espinosa dejará el gobierno de la Ciudad de México.

Así lo dijo ayer en entrevista el mandatario capitalino y reiteró que su responsabilidad es con la ciudad y sus habitantes.

Y que si no existe esa carta, entonces se quedará en el edificio del ayuntamiento.

Mancera Espinosa, ideólogo del llamado cuarto polo e impulsor del frente amplio, sería senador plurinominal.

Mantiene apoyo

En Quintana Roo, el gobernador Carlos Joaquín, a pesar de las llamadas que le ha hecho su medio hermano, Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, mantiene el apoyo a José Luís Toledo Chanito, cercano a Roberto Borge.

Dicen en el Caribe, que de los 56 consejeros del frente que decidirán si va Chanito por la alcaldía de Cancún -Benito Juárez-, casi 90 por ciento ya fijó cuota.

Aseguran que los consejeros pidieron 5 millones.

Vámonos:

Justicia para Karen Esquivel Espinosa de los Monteros y Adriana Hernández.

Rebeca Espinosa de los Monteros, madre de la joven de 19 años, aunque dolida, consiguió que se enjuiciara a Fernando González García por el doble homicidio, cometido en septiembre de 2016. Dos cadenas perpetuas.

albermontmex@yahoo.es               @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *