¿No sabe a dónde llega?; Ramos polariza y Armenta no será candidato: Yeidckol

“Debo advertir algo: tengo 24 horas de saber de nueva designación. No estoy totalmente enterado, ayer empecé un proceso de inmersión en mi nueva misión”.

El general Luis Rodríguez Bucio sorprendió a todos.

El comandante en jefe de la Guardia Nacional dejó estupefactos a quienes lo escuchaban.

-Ayer empecé un proceso de inmersión en mi nueva función y yo espero que en un tiempo muy corto pueda tener ya el conocimiento dijo el militar en la matutina en Palacio Nacional.

No puedo estimar tiempos para observar los primeros resultados, afirmó, porque tiene pocas horas en el cargo.

Y visiblemente no acostumbrado los reflectores fue más sincero:

-Creo que ustedes conocen mejor que yo el desarrollo de la Guardia Nacional.

Y bueno, pido su comprensión si es que algunas preguntas pues definitivamente en este momento yo no tendría respuesta, dijo.

El general en activo, presentado por Andrés Manuel López Obrador el jueves como jefe de la nueva policía, fue cuestionado en torno a las bajas que podría sufrir en su combate al crimen.

Y Alfonso Durazo Momtaño, al que le llaman ya El Gato, porque siempre cae parado -secretario de Luis Donaldo Colosio, vocero de Vicente Fox, diputado, senador y secretario de Seguridad con López Obrador- salió al quite:

-El comandante de la Guardia como el resto de los integrantes de la Coordinación Operativa de la Guardia recibieron la invitación la noche del miércoles.

Unas horas antes de, incluso, ser presentados.

Y de no ser por estrategia -¿cuál?-, no se entiende y es inexplicable que la cúpula, los mandos elegidos por Andrés Manuel con base en información de los secretarios de la Defensa y Marina, Luis Cresencio Sandoval y José Rafael Ojeda Durán, respectivamente, se hayan enterado así.

Y lo es porque el proyecto clave en materia de seguridad sexenal no puede ser abordado a la ligera o sin planeación y el mensaje es absolutamente negativo.

Extraño, además, por tratarse de militares y de primer nivel.

 

La polarización con la mañanera

La visita de Jorge Ramos ayer a Palacio Nacional revivió la polarización que vive México desde 2006, cuando Andrés Manuel López Obrador fue despojado del triunfo por la cúpula que manda en este país para dárselo a Felipe Calderón Hinojosa y su famoso y reprobable haiga sido como haiga sido.

El periodista mexicano más famoso en Estados Unidos no descubrió nada que no se conociera: 2019, al ritmo que va, podría superar a 2018 como el más violento en la historia desde 1997 que comenzó a contarse.

Se ha dicho en columnas, en notas, en análisis, en artículos, pero la diferencia es que Ramos acudió a Palacio Nacional a hacer lo que más le gusta, le encanta: ser la nota.

Y quienes no votaron por Andrés Manuel festinaron el atrevimiento de Ramos, periodista de Univisión y columnista del diario Reforma, porque él sí se atrevió, dicen, a enfrentarlo, a confrontarlo, a exhibirlo y a hacerlo ver mal.

Lo sucedido en Palacio, donde se han escuchado absurdos como “a qué temperatura arde la gasolina” o que el presidente parece “fondista keniano”, es parte de la estrategia que López Obrador maneja a la perfección y que le ha dado resultado: generar polémica, escándalo, hacer que circulen en la red tuits,  posteos en facebook y mensajes de WhatsApp.

Opositores como Calderón Hinojosa y críticos del tabasqueño aplaudieron y cuestionaron por qué los reporteros que acuden a la mañanera no han confrontado jamás, dicen, al mero preciso.

Nada más falso.

Aunque ciertamente se han abierto las puertas prácticamente para todos y se han colado hasta vendedores, lo cierto es que sí se ha cuestionado y criticado a López Obrador.

La diferencia es el exhibicionismo.

Querer ser la nota.

 

¿Alteran cifras de SESNSP?

Tras la conferencia, circuló en twitter la versión de que se manipularon las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) para hacerlas coincidir con las de Andrés Manuel.

No obstante, siempre estuvo activa la página y la información era la misma.

Durazo Montaño explicó las diferencias en los números:

-Hoy puede aparecer un homicidio culposo y en el mes se califica a doloso y, consecuentemente, termina en la información del secretariado difiriendo de la información que nosotros subimos diariamente y que ustedes conocen.

No es que haya fallas metodológicamente o algo parecido.

 

Armenta sueña

Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta es el candidato de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a la gubernatura de Puebla y nada lo cambiará, asegura Yeidckol Polevnsky Gurwitz, secretaria general del partido en funciones de presidenta.

El Tribunal Federal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife, pa’ la banda) dio un plazo de 48 horas al partido y a su dirigente para justificar la candidatura de El Luismi o, de lo contrario, habrá que reponer el proceso de selección.

Y anoche, la ex empresaria se movió y reunió al consejo, que firmó todo lo firmable para responder al tribunal.

Alejandro Armenta, senador de Morena y quien ya se sentía candidato hasta que perdió la encuesta -esa que, cierto, nadie conoce ha conocido o conocerá y que se ha usado para seleccionar candidatos- hasta un video subió a redes, donde celebra su victoria y próxima candidatura.

Y Yeidckol advierte: el candidato es Barbosa.

 

Vámonos:

Que busquen a los malandros que asaltaron al vendedor de tamales en Ecatepec.

Descanso por Semana Santa.

Nos leemos el sábado 27.

 

albermontmex@yahoo.es                @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *