No se esconden datos, se hacen menos pruebas

Irremediablemente, México sufrirá los efectos de la pandemia por coronavirus.

Y serán muy duros.

Por eso el gobierno federal no había querido pasar al siguiente nivel en cuanto a medidas de prevención y seguridad se refiere.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, ha dicho que no existen condiciones para cancelar todos los eventos masivos, porque se podría afectar la economía de las familias.

Y claro, quienes viven al día, que tienen ingresos para comer, para llevar a su casa, cuando hay un evento y venden papas, cerveza, refrescos, y más, se quedarían sin éstos.

-Lo que nos detiene es que estas intervenciones tienen consecuencias negativas sobre la sociedad, sobre la economía familiar. Si no estuvieran esas consecuencias, lo deseable desde el punto de vista de la protección de la salud pública, sería simple y llanamente cancelar los eventos, reconoce López-Gatell.

Y ahí está la respuesta y la causa, además de lo que ha dicho reiteradamente, para no cerrar aeropuertos, eventos masivos, ingresos al país y más: la de por sí débil economía nacional se vería más afectada.

Crecimiento de 0.1 por ciento en 2019 y ya perfilado uno similar para 2020, incluso antes de la pandemia y sus consecuencias, como la caída del petróleo, el peso y los mercados, hacen imposible hacerlo.

Es evidente que el gobierno está tratando de llevar al límite la decisión. Cuando los casos se hayan disparado, lo que eventualmente sucederá en los días finales de marzo, lo hará, pero habrá ganado un mes económicamente.

Andrés Manuel López Obrador pidió ayer no esparcir rumores y abordar sólo hecho consumados, con datos duros. Volvió a criticar a los medios y a los periodistas, que aprovechan para atacar a su gobierno.

De hecho, ordenó a todo su gabinete no opinar en torno al coronavirus, porque los únicos autorizados son la Secretaría de Salud y el equipo encabezado por López-Gatell.

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y secretario técnico del gabinete de seguridad, emitió un comunicado, en el que les informa la orden:

“Es instrucción mantener un canal único de comunicación para difundir las políticas de preparación y recomendaciones de salud pública; dicha responsabilidad recae exclusivamente en el Dr. Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, cualquier iniciativa deberá recibir su visto bueno”, señala.

“La Secretaría de Salud será la única institución encargada de dirigir y emitir comunicados oficiales (conferencias, posicionamientos, uso de redes sociales, recomendaciones y otros) ante cualquier tipo de medio de comunicación en relación con las políticas de preparación y acciones de respuesta del Gobierno de México para prevenir el COVID-19 (Coronavirus)”.

Toda iniciativa del Gobierno de México deberá seguir, invariablemente, las recomendaciones médicas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Todos los servidores públicos del Gobierno de México deberán evitar emitir cualquier tipo de pronunciamiento vinculado con el COVID-19”.

Y lo reiteró en la convención bancaria de Acapulco, Guerrero, a donde acudió pese a que el presidente de la Bolsa Mexicana de Valores, el priísta Jaime Ruiz Sacristán, secretario de Comunicaciones y Transportes hace veinte años, dio positivo para coronavirus.

Arturo Herrera, secretario de Hacienda y Crédito Público, lo ha reiterado durante la semana:

-Los efectos comenzarán a sentirse en diversos sectores de la economía mexicana y, entonces, habrán de tomarse medidas para evitar en lo posible daños graves.

 

Nueve en el ABC 

Ayer se conoció que en el hospital privado ABC se detectaron nueve casos positivos de virus.

Francisco Moreno, médico e infectólogo a cargo del tema en dicho hospital, confirmó a Paola Rojas que existen esos casos, y que están en vigilancia y supervisión en sus domicilios en cuarentena.

Evitó pronunciarse sobre la situación en el sector público, pero lo que sí hizo fue asegurar que no hay pruebas o tests suficientes en el país.

Esos casos no han sido incorporados a la lista oficial, que ayer sumaba 26.

Ayer se conoció información de la una académica del  ITAM, que cita a dependencias gubernamentales.

El portal etcétera.com reportó que hasta el 12 de marzo en Corea del Sur se aplicaron casi 4 mil pruebas por cada millón de habitantes, seguido por Hong Kong con 2 mil 134, Italia con mil 5, y Taiwán con 615.

Israel 401, Reino Unido 347, Australia 325, Japón 76 y Estados Unidos  26.

México es último, con sólo tres pruebas por cada millón de habitantes.

Esto significa que el gobierno federal no está ocultando los casos, simplemente no los está detectando, porque no se aplican las pruebas ni se han implementado medidas de vigilancia y prevención en aeropuertos y entradas al país, porque, López-Gatell- lo ha dicho, “de todos modos va a llegar y no hay elementos que sustenten que esos filtros son efectivos para contenerle”.

 

Abrirán inversión privada

La crisis financiera y la caída del petróleo presionan los proyectos de Andrés Manuel.

La refinería de Dos Bocas y el rescate de refinerías para incrementar la producción de éstas parecen no ser la mejor opción en estos momentos, cuando el mercado está en el fondo, pese al ligero rebote que ha tenido en esta semana de altibajos y de desplome pocas veces visto.

La caída de la Bolsa Mexicana, por ejemplo, es la segunda más grave desde el crack de 1987, cuando miles de mexicanos quedaron en la ruina, atraídos por las ganancias previas que les embarcaron.

En los próximos días, el gobierno mexicano anunciará que se reabrirá la inversión privada en el sector petrolero, como una forma de reactivar el mercado.

De hecho, Arturo Herrera lo ha reiterado: se adelantará el gasto, se agilizará la coinversión con los estados, y las inversiones privadas que impliquen licitaciones.

 

Vámonos: El Metro continúa sin regularizarse en Tacubaya,.

 

albermontmex@yahoo.es                            @albermontmex