Nomás 37 mil desaparecidos y no hay base de datos; el NAIM está decidido; cuentos chinos, dice Peña

Los desaparecidos son, como los muertos, una tragedia incalculable producto de la estúpida guerra que Felipe Calderón Hinojosa declaró al crimen y al narcotráfico en 2006 y que hoy, a punto de concluir el sexenio de Enrique Peña Nieto, suma 37 mil 485.

Alfonso Navarrete Prida, secretario de Gobernación, dio a conocer ayer en la instalación del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas la cifra negra y advirtió lo que es evidente:

-Seguramente son muchos más.

Y de ellos, apenas hay certeza en 340 casos.

Y coincidencias en 4 mil 500.

Apenas poco más del 1 por ciento.

Dice que hay 16 mil expedientes con información, huellas dactilares y fotos.

Pero nada integrado.

Y a ellos hay que sumar 240 mil ejecutados.

¡Y cómo no, si Jalisco, del fracasado gobernador emanado de las filas del PRI, Aristóteles Sandoval, acaba de mostrar la realidad de México, con sus 444 cadáveres errantes refrigerados en cajas de tráiler!

O Veracruz, con el cínico Javier Duarte de Ochoa y su no menos ineficiente sucesor, Miguel Angel Yunes, y sus centenas de cuerpos hallados en fosas clandestinas.

O Guerrero, donde Héctor Astudillo se ha resignado a tener regiones prácticamente independientes y prohibidas, en manos del crimen organizado, y con fosas regadas por todo el estado.

O Tamaulipas, donde se dieron dos de los hechos más crueles en estos doce años de sangre y muerte: las fosas de San Fernando, donde fueron sepultados casi 300 cuerpos, principalmente de migrantes secuestrados que pretendían llegar a Estados Unidos.

Increíble que en plena época de internet, de dispositivos electrónicos, de información en línea, en México no haya un banco de datos federal con huellas dactilares, fotografías y muestras de ADN (ácido desoxirribonucleico) para que los familiares de los desaparecidos busquen ahí.

Lo descubierto en Jalisco hace dos semanas es un ejemplo de cómo a los gobiernos federal y estatal, ya no digamos municipal, les vale absolutamente madres el dolor, el drama de quienes buscan desesperadamente a un hijo, a una hija, a una madre o a un padre.

Decenas, cientos de cuerpos se han ido a la fosa común y sin identificar.

Morelos es otro ejemplo de cómo si los vivos no importan, menos los muertos.

Tetelcingo y Jojutla son escenarios macabros.

Más de 150 cuerpos que la Fiscalía, en el gobierno del incapaz y traidor Graco Ramírez envió a la tumba sin identificar y sin molestarse, siquiera, en tomarles las huellas dactilares.

Sin carpeta de investigación o datos de identificación elemental.

El escándalo estalló cuando Amalia y María Hernández buscaban a su sobrino e hijo, respectivamente, secuestrado en 2013, ¿y qué cree?

Estaba ahí.

Y los familiares de esos muertos comenzaron a aparecer.

Navarrete Prida, quien se irá en poco más de mes y medio, reconoció ayer que es una obligación hacerlo en los estados, de ordenar la búsqueda, de integrar una base de datos. Y dice que existe, pero no se ha integrado a una red federal.

Pero fue realista y frío:

– Unificar datos es una tarea que llevaría años.

Y así comenzará el nuevo gobierno.

Con una estrategia que ni siquiera ha diseñado y por la cual suspendió los foros por la paz, justo en cuatro de los estados que más han sufrido esta guerra de sangre: Tamaulipas, Sinaloa, Veracruz, Morelos y Tabasco.

Y así se ha ido diluyendo esa absurda propuesta de perdón y olvido.

De amnistía.

Imagine usted que a los padres de las diez o veinte mujeres que el asesino de Ecatepec, Estado de México, les planteen perdonarlo, después de enterarse de cómo no se arrepiente y cómo asegura que volvería a matarlas

¿Usted lo perdonaría?

Y tras conocerse el video donde declara el llamado Monstruo de Ecatepec, ahora sólo falta que lo liberen por la violación del debido proceso.

El fiscal Alejandro Sánchez, calificó  de traidor a quien lo filtró.

Cuatro días

Cuatro días de consulta.

Mesas en 538 municipios y la Fundación Arturo Rosenblueth, de Enrique Calderón, coordinará y elaborará el cómputo de los resultados.

Será del jueves 25 al domingo 28 y diariamente se hará un corte y se informarán en conferencia los resultados.

Así lo dio a conocer Jesús Ramírez Cuevas, futuro coordinador de comunicación social del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La presión de los inversionistas se ha desatado.

Han armado una campaña para hacer correr la versión de que si el nuevo aeropuerto en Texcoco es rechazado habrá problemas financieros y hasta una devaluación.

López Obrador deberá manejar con tacto el tema, porque el dinosaurio se niega a morir.

La decisión será política y, créame, está tomada.

Charrez está en aprietos

Cipriano Charrez, diputado federal de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), está en aprietos.

Ayer reapareció en San Lázaro, donde, sin aceptar preguntas, reiteró que él no conducía y que se quedó en el sitio del choque, en el que murió un joven de 21 años, hidalguense.

Asegura que acudió a declarar ante el Ministerio Público, pero que la respuesta fue:

“No estás requerido, no estás demandado”.

Debe saber que si conducía en estado de ebriedad el homicidio pasa de ser doloso a culposo y que si huyó del sitio, entonces se complica su situación legal.

Con todo y su fuero.

Porque López Obrador y su coordinador, Mario Delgado, no permitirán que por una imprudencia  -conducir bajo los efectos del alcohol, como se asegura- la imagen del movimiento sea dañada.

Fue un error, dice Videgaray

Asumo totalmente la responsabilidad. Traer al entonces candidato Donald Trump hace dos años a Los Pinos fue un acto con premura.

Así lo reconoció ayer Luis Videgaray, aprendiz de canciller, quien reconoce que la entonces canciller, Claudia Ruiz Massieu, efectivamente se opuso.

-Hay algunas diferencias que son irreconciliables, aceptó.

Y eso que es, según él, parce de Jared Kushner, yerno de Trump.

Vámonos:

Cuentos chinos, dice Peña Nieto.

Que no se irá a Europa.

Y que volverá al Edomex, después del 1 de diciembre.

albermontmex@yahoo.es       @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *