Ofrece el gobierno de EU 20 mmd por Caro Quintero

El FBI lo incluye entre los 10 más buscados

WASHINGTON, EU.- La Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos anunció hoy un nuevo encausamiento contra el narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero y anunció su inclusión en la lista de los 10 fugitivos más buscados por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

El subsecretario de Estado Adjunto para Narcóticos, James Walsh, dio a conocer que la recompensa de 20 millones de dólares ofrecida por el Programa de Narcóticos de la dependencia es una de las más altas ofrecidas por el gobierno estadunidense.

“Es la mayor de entre los 33 blancos actuales de este programa. Pidió su ayuda para destacar esta recompensa, que tiene un papel crítico para llevar a Caro Quintero ante la justicia”, señaló.

Caro Quintero “es uno de los principales líderes del cártel de Sinaloa, y vamos a usar todas las herramientas a nuestra disposición para detenerlo”, indicó el subdirector del FBI, David L. Bowdich, en rueda de prensa.

Los cargos presentados este jueves en una Corte Federal de Nueva York acusan a Caro Quintero, un histórico capo narco mexicano, de dirigir una empresa criminal dedicada al tráfico de drogas; tráfico de mariguana, metanfetaminas, heroína y cocaína, así como por el asesinato del agente de la DEA, Enrique Kiki Camarena, en 1985.

Bowdich señaló que esta es la primera ocasión en que un fugitivo de la DEA es incluido en la lista de los más buscados por el FBI.

La labor de Camarena para atacar la operación de los cárteles de las drogas no será olvidada a pesar de todos esta años, y por ello “no vamos a dejar de buscar a Caro Quintero hasta que lo encontremos y lo pongamos detrás de las rejas”.

El director interino de la DEA, Robert W. Patterson, rehusó precisar el nivel de importancia que Caro Quintero tiene en el cártel de Sinaloa, por considerarlo irrelevante, insistiendo que éste continúa dedicado al trasiego de drogas hacia Estados Unidos.

Estados Unidos acusa al capo, conocido en México como el “narco de narcos” en los años 80, de liderar el cartel Caro Quintero, una facción del cartel de Sinaloa, y de haber enviado a este país “montos masivos” de narcóticos ilegales entre enero de 1980 y enero de 2017.

También lo acusa de conspirar para matar a quienes se pusieran en su camino, como lo hizo Camarena, mediante el uso de sicarios que practicaban “asesinatos, ataques, secuestros y actos de tortura”, según el documento de acusación.

Está inculpado asimismo de conspiración para traficar internacionalmente heroína, metanfetaminas y cocaína entre febrero de 2015 y enero de 2017, y de conspiración para distribuir marihuana de enero de 1980 a enero de 2017, así como de varios cargos de uso de armas.

Caro Quintero fue detenido en Costa Rica en 1985 tras el asesinato de Camarena, juzgado en México y condenado a 40 años de prisión. Pero en agosto de 2013 fue liberado, pues un juez determinó que su juicio tuvo errores de procedimiento.

Aunque existía la posibilidad de que fuera extraditado a Estados Unidos, las autoridades mexicanas le perdieron el rastro desde su excarcelación.

Patterson hizo alusión a la reciente entrevista que Caro Quintero ofreció, en la que además de negar que continúe dedicado al narcotráfico, calificó como una venganza la persecución de la que es objeto.

Caracterizó las declaraciones del ex líder del cártel de Guadalajara como un intento por reescribir la historia, y dijo más que una venganza lo que “Estados Unidos, conjuntamente con México, quiere es que rinda cuentas”.

“Además de torturar y asesinar al agente Camarena en 1985, Quintero ha continuado su empresa criminal, moviendo narcóticos hacia Estados Unidos”, dijo.

Patterson dijo que la sospecha de las autoridades estadunidenses es que Caro Quintero continúa en México, y confió que el monto de la recompensa será una fuerte motivación para que alguien lo delate, llevando a su captura.

Caro Quintero fue liberado en 2012 después de cumplir una sentencia de 20 años en México por delitos de narcotráfico, en lo que las autoridades estadunidenses calificaron como un tecnicismo, y desde entonces ha permanecido en la clandestinidad.

Estados Unidos logró en enero de 2017 extraditar desde México a uno de los mayores jefes narcos de todos los tiempos, el ex jefe del cartel de Sinaloa Joaquín El Chapo Guzmán, cuyo aguardado juicio comenzará el 5 de septiembre próximo en la corte federal de Brooklyn, en Nueva York. (Notimex/AFP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *