Ordena INE cancelar inserciones sobre la Consulta Popular, pagadas por diputados de Morena

La Comisión de Quejas del Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó a los diputados federales de Morena y a un diario de circulación nacional suspender la difusión de la Consulta Popular que se efectuará el próximo domingo.

Al resolver la queja presentada por el diputado panista Federico Döring, los consejeros electorales señalaron que las publicaciones hechas en la portada del periódico La Jornada los días 23, 24, 25, 26 y 27 de julio del año en curso, violan la ley.

Señalaron que las inserciones alusivas a la Consulta Popular, en las que aparece como responsable de la publicación la diputación del partido Morena, contraviene la normatividad al implicar un posible uso de recursos públicos para buscar incidir en el resultado de dicha consulta.

La Comisión determinó emitir la medida cautelar pues esto implica que existe una campaña o estrategia propagandística auspiciada, contratada o patrocinada por un grupo de diputadas y diputados de Morena relacionada con la difusión de la Consulta Popular, contraviniendo con ello, el marco constitucional y legal, toda vez que es el INE como autoridad del Estado quien tiene la facultad exclusiva para difundir información relacionada con ese ejercicio ciudadano.

La autoridad también advirtió que los hechos y datos que se incluyen en las inserciones objeto de denuncia puede provocar confusión y desinformación en la ciudadanía, en detrimento de las garantías constitucionales y convencionales que deben observarse en dicho ejercicio de democracia directa, particularmente el del voto u opinión libre e informada, pues el planteamiento que se contiene en las inserciones denunciadas se aparta de la pregunta aprobada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y que será motivo de la Consulta Popular.

Por lo que respecta al posible uso de recursos públicos en las inserciones de prensa señaladas, los consejeros aclararon que sobre este tema deberá pronunciarse la sala regional especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Subrayaron que el poder Legislativo y los grupos parlamentarios tienen atribuciones claras sobre las consultas populares, en las que no se incluye la difusión, menos aún si ésta se aparta del principio de imparcialidad, neutralidad y busca influir en las preferencias de los ciudadanos.

Por tanto, se ordenó al grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados y del Senado del Congreso de la Unión; a sus grupos parlamentarios en cualquier Congreso estatal, así como al periódico La Jornada, se abstengan de contratar y difundir cualquier tipo de inserción sobre la Consulta Popular a celebrarse el próximo 1° de agosto del año en curso.