Oscuramente iluminados

Aterciopelados lanza nuevo disco en el que dejan sentir sus sentimientos por  alegrías, tristezas, risas, llantos,  amaneceres, crepúsculos, luces y sombras

Hablan aquellas voces destino son dos caras de una misma moneda que se llama vida… hay amaneceres, crepúsculos, luces, sombras… alegrías, tristezas, risas o llantos… en el nuevo disco de Aterciopelados se puede leer: Claroscura…

“Se llama así porque es un álbum lleno de contrastes, es una invención con dos personajes de comic, todo eso simboliza el claroscura”.

Los sonidos que viajan desde parte en su folklore hasta pinturas netamente rockanroleras como ha sido el viaje de los de terciopelo.

“Buscamos crear un rock colombiano aunque nos nutrimos de varias músicas, en este disco hay algo de vallenato, pinceladas de champeta, carranga, andina, cumbia, un poco de todo, depende de cada canción”.

Ese aglutinamiento ha tenido un vástago sónico-lírico que es precisamente esta obra.

“No estamos casados con un solo género, vamos experimentando, somos del altiplano colombiano así que la rítmica del caribe o lo afro no nos influye mucho, en el rock nos influyó Caifanes, Soda Sterero o Café Tcvba y desde luego Ekhymosis”.

Los nuevos versos de Aterciopelados caminan en diversas direcciones.

“Hay ecología, ancetralidad, historia que es el paso del tiempo, también es un disco súper femenino, está muy chévere porque es espiritual, hoy eso ya casi no se usa, todo es muy directo y muy inmediato”.

La postrer rola del disco es He venido a pedirte perdón de la autoría del señor Alberto Aguilera Valadés, quien fue, es, será popularísimamente nombrado Juan Gabriel o bien, El Divo de Juárez, aunque haya nacido en Parácuaro, Michoacán.

“Es el bonus track, decidimos incluirla porque Juan Gabriel es parte importante de nuestras vidas y quedó súper linda, allá en Colombia a estas baladas se les llama música de plancha porque son las que escuchan las mamás cuando están planchando la ropa y nosotros estamos ahí cerquita oyendo”.

Por diversos motivos se hace casi inevitable hablar de situación social en América Latina.

“Cada quien piensa para sí mismo lo que es política, puede ser ecología, lo feminista, el canto al agua, escribir acerca de derechos humanos, todos en cada uno de nuestros países hemos esperado un cambio benéfico durante años; pero no somos precisamente políticos”.

La señora Andrea Etcheverri así como el señor Héctor Vicente Buitrago navegaron durante varios calendarios para volver a obsequiar algo nuevo.

“Hacer este disco nos llevó veintiocho años, es toda la trayectoria reflejada en el Claroscura”.

Para el próximo veintiocho de septiembre se podrá paladear en el Plaza Condesa, mientras tanto que se viva el sentimiento de Aterciopelados, oscuramente iluminados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *