Otro apretón de cinturón mediante nuevo memorándum

Anuncia el gobierno una serie de medidas, entre ellas la cancelación de plazas

Los secretarios de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, y de Hacienda, Carlos Uzrúa, presentaron un memorándum con medidas de austeridad para las áreas de la Administración Pública Federal, entre las que destaca una reducción de 30 por ciento del personal.

“No estamos recortando personas, sino cancelando las plazas que hoy están vacantes pero que siguen estando, funcionando, como un lastre para la situación institucional y presupuestal del gobierno”, aclaró Sandoval.

Al ofrecer un mensaje a medios en el Salón de Usos Múltiples de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en Palacio Nacional, indicó que la reducción pertenece a las áreas no sustantivas y aclaró que se trata de plazas de altos mandos de la Administración Pública Federal.

“Lo que me interesa subrayar es que no van a afectar al personal operativo, ni de base, mucho menos al sindicalizado”, enfatizó Sandoval Ballesteros.

Asimismo, dijo que antes del 31 de mayo deberán desocuparse las plazas no autorizadas y realizar el trámite de devolución a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y el correspondiente trámite de cancelación ante la Secretaría de la Función Pública a más tardar el 30 de junio de 2019.

Sostuvo que no se deberá contar con asesores al interior de la Administración Pública Federal y que sólo existirá un máximo de cinco adscritos a la coordinación de la Presidencia de la República, pues existió un exceso desde la administración de Felipe Calderón.

“Había un exceso de asesores en todo el universo inimaginable de la Administración Pública Federal que por este memorándum, por esta convención de la Ley Federal de Austeridad Republicana, son simplemente eliminados como tales”, sostuvo.

Las medidas son por instrucciones del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a fin de obtener más recursos para el desarrollo y en congruencia con la reciente aprobación de la minuta que expide la Ley Federal de Austeridad que se encuentra en la Cámara de Diputados, agregó.

El memorándum también incluye que únicamente podrán contar con choferes y vehículos asignados el titular del Ejecutivo federal, los secretarios de Estado, y los subsecretarios y homólogos conforme a lo establecido en el dictamen en la Ley Federal de Austeridad Republicana de Estado.

Tampoco se permitirá la compra o arrendamiento de vehículos nuevos para su asignación a servidores públicos de mando. Además se ajustarán las plazas de las oficinas de representación en el extranjero conforme a lo establecido en el dictamen que expide la Ley Federal de Austeridad Republicana aprobada el 30 de abril del 2019.

Explicó que las medidas serán obligatorias para toda la Administración Pública Federal, lo que incluye a las dependencias, los órganos administrativos desconcentrados, a los organismos descentralizados, las instituciones públicas del sector financiero, las empresas productivas del Estado, el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado y demás entidades.

Puntualizó que estas medidas se realizarán con pleno respeto a los derechos laborales de los trabajadores de la Administración Pública Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *