Pagan factureras 2 mmdp para evitar sanciones

La reforma penal-fiscal, que incluye modificaciones a cinco leyes y códigos en la materia para que el Gobierno federal pueda luchar en contra de la evasión fiscal y de las empresas “factureras”, propició que siete empresas corrigieran su situación fiscal antes de que tales modificaciones entren en vigor, con lo que se obtuvo una recaudación de poco más de dos mil millones de pesos.

Al respecto, el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera señaló que con la pura publicación del texto regulatorio, las empresas se acercaron y el monto recaudado está fuera de los estimados fiscales.

De ahí que la cantidad obtenida, dos mil 009 millones 970 mil 115 pesos, implica mayores ingresos públicos y confía que con la reforma se contribuya aún más a elevar la recaudación de impuestos.

“Esto muestra que la eficacia de estas reformas han tenido un impacto recaudatorio aún antes de su entrada en vigor”, indicó Hacienda en un comunicado.

De su parte, el procurador fiscal de la Federación, Carlos Romero Aranda explicó que si bien las empresas decidieron acercarse, “existe un delito, aunque con el pago de impuestos buscaron reparación del daño, pero el proceso sigue y ellas proporcionaron información”, con lo que se está investigando quienes están detrás de las empresas que les vendieron facturas falsas.

La Procuraduría Fiscal de la Federación seguirá trabajando en lo que resta del año con diversas empresas que se están acercando para evitar problemas penales.

Por otro lado, tras el nombramiento de Raquel Buenrostro como titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), la mañana de ayer, Herrera indicó que ya se reunió con ella para establecer la mecánica de trabajo.

Sin embargo, señaló que las actividades siguen con los equipos, pues la funcionaria tendrá que ser ratificada por el Senado para ocupar el cargo y todo el personal sigue coordinado para alcanzar los objetivos planteados para este año.

Aseguró estar consciente que el país necesita crecer más y para ello, sigue en proceso el impulso a la inversión, mediante las acciones que se han puesto en marcha, como el adelanto de las licitaciones y trabajos de infraestructura, además de los mecanismos para fortalecer el sistema financiero.