Pagan peloteros consecuencias

En Nicaragua, donde la actividad no se detiene

Covid-19 pega en el beisbol de aquel país centroamericano

MANAGUA, Nicaragua (EFE).- Al menos dos peloteros y un entrenador de béisbol dieron positivo a una prueba de COVID-19, mientras que otros seis presentan síntomas del padecimiento en Nicaragua, donde la actividad deportiva no se detiene, informaron los familiares de varios pacientes, y fuentes de la liga.

Los peloteros Norman Cardoze Jr., y Carlos Aranda, así como el entrenador Norman Cardoze padre, todos del equipo San Fernando se encuentran hospitalizados luego de ser confirmados con covid-19.

Otros seis peloteros del mismo equipo se encuentran en cuarentena domiciliar, debido a que presentaron los síntomas de la pandemia, pero las autoridades no le aplicaron pruebas PCR, para determinar si están infectados con el coronavirus SARS-coV-2, según fuentes de la liga que optaron por el anonimato.

Cardoze Jr. ya había solicitado oraciones por los pacientes de covid-19 en sus redes sociales días atrás, y sus familiares agradecieron los gestos por el padre e hijo.

Los contagios en el equipo San Fernando era un secreto a voces desde el fin de semana, cuando sus directivos solicitaron ante la Comisión Nicaragüense de Béisbol Superior que suspendiera la serie de dos partidos contra el Bóer, el más popular de Nicaragua.

La Comisión solamente aceptó cancelar el partido del sábado y ordenó doble cartelera el domingo. Los integrantes de ambos conjuntos decidieron jugar con mascarillas, y el Bóer terminó barriendo a un contrincante que debió utilizar a sus jardineros como lanzadores, ante la falta de personal.