PAN sabe que la Cámara es clave en 2021; AMLO abandona a su suerte a la UNAM

El Partido Acción Nacional (PAN) sabe que la oposición no existe, que está entregada y que él representa la única posibilidad de arrebatar algo a Andrés Manuel López Obrador y su Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en 2021.

Está consciente de que quitar poder a Andrés Manuel en la intermedia es fundamental en sus aspiraciones de retorno al poder.

Morena tiene mayoría calificada en San Lázaro, con todos los saltimbanquis, y el objetivo, real, es cuando menos disminuir esa ventaja hasta mayoría absoluta, para obligarle a negociar las reformas constitucionales, tal como sucede en el Senado, donde Ricardo Monreal, su coordinador, no la ha tenido fácil.

Hasta ahora, casi todo lo que se ha propuesto el ocupante de Palacio Nacional lo ha conseguido por esa mayoría y si la inexistente oposición, que encabeza el PAN, pretende ser realmente un contrapeso tiene que quitarle diputaciones y, en consecuencia, poder a los morenos.

Por ello, la rebelión de los gobernadores del albiazul, unidos en la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN).

Por ello, su negativa al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y su firma condicionada, con un esquema que no centralice el sistema de salud. Quieren marcar su territorio.

Martín Orozco, mandatario de Aguascalientes, lidera el grupo que ha hecho ruido al proyecto del mero preciso, quien, no obstante, asegura que no se les castigará, sancionará o presionará.

Ayer, la Secretaría de Salud (SSa) informó que 23 entidades han firmado ya su adhesión al Insabi y que nueve están por hacerlo.

En un boletín, señala a los estados gobernados por el PAN encabezados por Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Guanajuato y Tamaulipas, con gobiernos panistas, así como Jalisco, de Movimiento Ciudadano; Michoacán, del PRD, y Nuevo León, con el fracasado independiente Jaime Rodríguez El Bronco.

De lo que consiga ese grupo de mandatarios dependerá, y mucho, lo que hagan el año próximo en las urnas, cuando esté en juego la renovación de la Cámara de Diputados y catorce gubernaturas.

Y hoy se reunirán con Andrés Manuel para la firma y para anunciar que trabajarán en coordinación, pero cada quién con libertad de actuación en sus respetivas entidades.

Que no se centralice el sistema de salud, que los estados tengan participación y poder de decisión en el presupuesto son los puntos más importantes del acuerdo que será firmado.

Y tendrán, además, libertad para comprar las medicinas e insumos con quien lo deseen, aunque con un precio de referencia o tope.

Esas intermedias de 2021 son fundamentales para las aspiraciones de continuidad en 2024 de Morena y de regreso del PAN y de La Chiquillada, liderada hoy por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), achicado y acobardado.

 

Abandona AMLO a la UNAM

López Obrador no resolverá el conflicto de la UNAM.

De acuerdo con su estrategia de abrazos no balazos y de prioridad al diálogo, el paro en la preparatoria 9 y la Facultad de Filosofía y Letras en Ciudad Universitaria, así como los intermitentes que se han dado en al menos otras seis escuelas, continuarán hasta que a los encapuchados se les dé la gana.

Igualito que el auditorio Justo Sierra, tomado desde el paro de 1999 por los dizque anarquistas y revolucionarios, que sueñan con la igualdad y equidad de género, pero que viven con las comodidades del maldito capitalismo.

-Diálogo, todo se puede resolver si se dialoga, si se llega a acuerdos, si no se usa la fuerza, si hay tolerancia, dijo el viernes López Obrador en Palacio.

Y añadió:

-Además, que se manifiesten, que protesten, porque eso es una democracia.

El mensaje está dado: no se desalojarán las instalaciones tomadas y se esperará a que los rebeldes se cansen, se doblen o se les cumplan todas sus demandas.

Ya lo he dicho y lo reitero: los derechos de las mujeres son inalienables, irrebatibles, sí, y debe condenarse y castigarse penalmente el acoso y el abuso sexual, por supuesto, pero paralizar las escuelas no es la solución.

Qué mala decisión de la Universidad, donde Enrique Graue cobra como rector: dar clases extramuros en el Colegio Latinoamericano de México, en Santa María la Ribera, antes que molestar a los que tienen tomado el plantel.

Señal de debilidad.

 

Vámonos:  ¿Quién no hizo su trabajo en el caso del infectado con coronavirus que se paseó como Pedro por su CDMX del 20 al 22 de enero?

 

albermontmex@yahoo.es         @albermontmex