Pandemia, desempleo e inseguridad, caldo de cultivo para estallidos sociales: Benitez Treviño

Además de los daños a la salud que provoca la pandemia por el coronavirus Covid-19, el incremento en la inseguridad y desempleo generan un caldo de cultivo que puede generar estallidos sociales, advirtió el ex Procurador General de la República, Humberto Benítez  Treviño.

Señaló que la actual crisis económica y sanitaria a sumado 10 millones de mexicanos pobres, y 35 millones en pobreza extrema lo cual puede generar de México Bronco.

Durante la conferencia magistral “La necesidad de defender el Estado de Derecho en México “, destacó que las políticas fallidas emprendidas por el gobierno federal sólo han empeorado las condiciones de vida de millones de mexicanos que han perdido el empleo, además  de  empresas y familias que han quedado en la indefensión.

A este negro panorama se suma la falta de un programa de gobierno con rumbo y recordó que el presidente Andrés Manuel López Obrador, a pesar de haber llegado al poder producto de una alianza entre partidos no ha formado un gobierno de coalición. Es decir, usando cuadros de lo mejor de cada instituto político que lo llevó al triunfo fomentando la desunión nacional.
Respecto a la inseguridad dijo que actualmente de los 2467 municipios se dividen entre los que son violentados por el crimen organizado y los que son gobernados por grupos delicuenciales.
Este panorama se agrava debido a que el primer mandatario no obedece a la Constitución Mexicana al llevar acabo una justicia selectiva donde liberan narcotraficantes y persigue a directivos de clubes deportivos.
Añadió que se ha creado un gobierno limosnero dedicado a repartir limosnas en lugar de generar fuentes de empleo. “Esto a generado que en México se incremente el alcoholismo y fomente haraganes que sólo esperan el cheque para cambiarlo en la tiendita”, dijo.
Finalmente en también jurista hizo un llamado a todos los involucrados en la procuracion de justicia a defender la Constitución ya que el actual gobierno no hace valer nuestra carta magna.