Papa Francisco: Entra el diablo a la iglesia por la mundanidad del clero

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco advirtió hoy de que el demonio entra en la Iglesia aprovechándose de la mundanidad espiritual del clero, en un discurso ante el capítulo general de las religiosas del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora.
“No olvidéis que el peor mal que puede suceder en la Iglesia es la mundanidad espiritual. Puedo decir que parece casi peor que un pecado (…) El diablo entra en las casas religiosas por esa vía”, advirtió el pontífice ante las religiosas en su convento romano.
Francisco previno a las monjas de sucumbir a lo frívolo de la vida pero también les instó a no aprovecharse de su “estatus”.
“Atentas a la mundanidad espiritual. Para vivir no se necesita cambiar de teléfono móvil o de tomarse unas vacaciones en la playa. Estoy hablando de cosas reales. La mundanidad es un espíritu que no te deja estar en paz o con una paz no bella”, avisó.
Por otro lado, el pontífice invitó a las religiosas a favorecer la relación entre generaciones de monjas dentro de los conventos y recordó el caso de uno en Argentina en el que las jóvenes vivían separadas de las más mayores.
“¡Esto es un pecado contra la familia! Los ancianos deben vivir, en el límite de lo posible, en la comunidad viva. Es un deber de los jóvenes cuidar de los ancianos, aprender y hablar con ellos”, dijo.
Por último las animó a prestar servicio y a mostrar “compasión y ternura”.
“En mi opinión una monja enfadada es una cosa muy desagradable, una monja que parece que no desayuna con leche sino con vinagre. Sean madres”, invitó. EFE  

Pie de foto  

1.- CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco habla de la existencia del diablo.  

 

NOTA 3  

Amaga EU con sancionar a Cuba

si procesa a líderes de la marcha

 

WASHINGTON.- Estados Unidos advirtió este viernes que responderá, posiblemente con sanciones, si se “violan los derechos fundamentales” del pueblo cubano o se procesa a los promotores de la marcha cívica opositora convocada para el 15 de noviembre en Cuba.
Así lo indicó en una entrevista con Efe Juan González, el principal asesor para Latinomérica del presidente estadounidense, Joe Biden, después de que la Fiscalía cubana amenazara con imputar delitos a los convocantes de esa marcha opositora en caso de que la lleven a cabo.
“Aquellos individuos que estén involucrados en violar los derechos fundamentales y universales del pueblo cubano, es algo a lo que nosotros hemos dejado muy claro que tenemos toda la intención de responder”, recalcó González por vía telefónica.
El asesor de Biden respondía así a la pregunta de si Washington sancionará a responsables cubanos en caso de que los organizadores de la marcha de noviembre acaben procesados o encarcelados por mantener en pie esa manifestación pacífica, una iniciativa inédita en 60 años.
El Gobierno cubano ha negado el permiso para celebrar esa marcha, que considera “ilícita”, y este jueves la Fiscalía Provincial de La Habana afirmó que si los convocantes mantienen su plan, podrían incurrir en delitos penados con sanciones económicas y privación de la libertad de tres meses a un año.
En un desafío al Gobierno, los activistas anunciaron la semana pasada que mantendrían la convocatoria de su marcha pacífica, que tiene como objetivo pedir el respeto a los derechos y la liberación de los presos políticos, entre otros temas.
Estados Unidos ha criticado duramente la decisión del Gobierno cubano de impedir la celebración de la protesta, y González opinó este viernes que los líderes de la isla le tienen “miedo a tener una conversación nacional con el pueblo cubano”.
“Amenazar a manifestantes pacíficos demuestra que uno ha perdido la voluntad y el apoyo del pueblo”, subrayó el asesor de Biden.
“El futuro de Cuba no se va a determinar desde Washington, (pero) nosotros estamos totalmente comprometidos en apoyar, respaldar y fortalecer la voz del pueblo cubano que quiere un cambio”, remarcó.
González también habló de la línea más dura que ha tomado hacia Cuba Biden, que ha sancionado a altos cargos militares de la isla por su presunto papel en la represión de las protestas del pasado 11 de julio y ha evitado seguir la senda del deshielo que marcó el expresidente Barack Obama (2009-2017).
“Lo que tenemos que reconocer es que había un mundo antes del 11 de julio y otro después, donde el régimen se quitó la máscara en los actos represivos en contra del pueblo”, indicó el funcionario. (EFE)