Para Ripley: quiere CNTE ¡letras de oro en Congreso!

Ve loable haber derribado la reforma educativa de Peña Nieto

Por considerar su lucha loable, al haber logrado que la reforma educativa impulsada en el gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto se echara para atrás, maestros disidentes demandaron que se inscriba en letras de oro el nombre de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en el Muro de Honor en la Cámara de Diputados.

Este muro consta de una superficie vertical que sostiene 77 inscripciones en letras de oro con frases, distinciones y nombres de individuos, héroes e instituciones nacionales.

En el campamento que tienen a las puertas del palacio legislativo de San Lázaro, los integrantes de la CNTE se describieron héroes por la lucha que llevan a cabo y consideraron que al igual que se colocó con letras de oro al Movimiento del 68, se debe hacer con ellos.

El docente de la región de Salina Cruz, José Luis Patiño Valles, expuso que la CNTE merece un reconocimiento por su lucha para que cayera la reforma educativa, al tiempo que señaló: “así como pusieron con letras de oro al Movimiento del 68, así deberían poner a la Coordinadora”.

Durante la reunión de los maestros, se acordó hacer la solicitud formal a los diputados de que su movimiento quede plasmado en el Muro de Honor, en donde están los nombres Miguel Hidalgo, Emiliano Zapata y Sor Juana Inés de la Cruz, además de Benito Juárez, Cuauhtémoc, Nezahualcóyotl, entre otros, sin dejar a un lado instituciones como la Heróica Escuela Naval Militar.

Patiño de Valles, integrante de la CNTE, en el mitin afuera la Cámara de Diputados, consideró que los miembros de esa organización han sufrido represión, golpes, encarcelamientos y hasta muertes, refiriéndose al enfrentamiento de Nochixtlán en el que hubo por lo menos seis fallecidos, razón por la cual requieren un reconocimiento.

Los de la Coordinadora emitieron esa y otras exigencias, en tanto que en el interior de San Lázaro se discutían las leyes secundarias de la reforma educativa.

Una de las advertencias de los disidentes es que se trasladarán a las afueras del Senado de la República para manifestarse ahí, a fin de vigilar que con la revisión de lo que aprobaron los diputados, se cumpla con los cuatro puntos que le establecieron al Presidente Andrés Manuel López Obrador, como el pase automático para normalista a una plaza.