Patrocinan la violencia

 

 

 

 

 

 

En economía se sabe qué tamaño de mercado es la verdadera fuerza de cualquier producción y los estupefacientes o cualquier otra actividad ilícita organizada no puede ser la excepción.
México ha padecido desde hace más de tres décadas un proceso paulatino pero continuo de descomposición social derivado de la actividad de los cárteles del narcotráfico.
En lo que va de este siglo la fractura de tejido social ha llegado a niveles inconcebibles e inaguantables derivado de un modelo económico que solo privilegió el poder del capital, concentrar la riqueza y generar más pobreza.
Para comprender estos fenómenos basta decir que tan sólo en el 2016 los estadounidenses gastaron alrededor de 150 mil millones de dólares (tres millones de millones de pesos) en diversas drogas como mariguana, cocaína, heroína, metanfetamina y fentanilo.
Queda claro que la actividad criminal ligada a las drogas en México está sustentada en la demanda de un mercado creciente de consumidores, dominado por un sofisticado esquema de financiamiento de producción, transporte y trasiego de los narcóticos, controlado por Estados Unidos, además de estar impulsado por la industria armamentista que se enriquece con las ventas de armas a los cárteles de México y otras naciones de América Latina.
Este esquema de la ilegal comunicación de las drogas ha generado en México el surgimiento y la fuerza de diversos cárteles que desde allá reciben los recursos para las autoridades sobornar, algunos pueblos y regiones y “armarse hasta los dientes” para defender sus cotos de poder y entablar guerras con otros cárteles.
Esta es hoy la realidad nacional, a la que Donald Trump ofrece ayuda para enfrentar, cuando son los Estados Unidos los que fomentan, necesitan y se benefician del tráfico ilegal.

SUSURROS
Las exportaciones mexicanas a Estados Unidos, contrario a lo que podría pensarse, se han incrementado de manera importante durante el primer semestre de este año de acuerdo a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo.
En la mitad del año México vendió a Estados Unidos mercancías por 3 mil 570 millones de dólares adicionales, como resultado del redireccionamiento de compras tras la imposición de aranceles a China, por parte de Washington.
Esto ha permitido aumentar el superávit, entre México y Estados Unidos en 28.8 por ciento en los primeros 9 meses de este año al llegar a 76 mil 149 millones de dólares.

Correo electrónico: salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz
oooOooo