“Pensé que no iba volver a caminar y cantar”: Meño Ortega

Manuel Ortega, mejor conocido como “Meño” Ortega, quien durante años fuera la voz principal de “Montéz de Durango”, habló en exclusiva a REFLECTOR de OVACIONES, sobre el atentado que sufrió, que por poco le cuesta la vida, y de la oportunidad de regresar a la música ahora con el concepto Norteño-Música de Chihuahua.

Meño Ortega es originario de Santa María del Oro, Durango y aunque muchos lo ubican interpretando temas como “Lagrimillas tontas” a ritmo duranguense, él inició con el “Conjunto Alazán” de Chicago. De ahí llegó a “Montéz de Durango” y después al grupo “Uranio”.

“Cuando surgió el “duranguense” la gente decía que era lo peor que podía haber pasado. Ahora con el Regional Mexicano ya hasta hay Corrido Tumbados. Yo regresé a la música en el 2017 como “Meño Ortega y su 223”, que en un principio era “y su Calibre 223”, pero por respeto al grupo “Calibre 50” por los derechos de autor, se quedó en 223. El concepto que traigo es Norteño-Música de Chihuahua (saxofón y acordeón), es música de rancho, de pueblo y grupos como “Los Rieleros del Norte” y “Conjunto Primavera” son los pioneros de ese género”, aseguró.

Al preguntarle sobre la comparación que le han hecho con la voz de Tony Meléndez del “Conjunto Primavera” y si grabaría un dueto con él, nos dejó asombrados con su respuesta.

“El que me comparen con Tony es un honor para mí, porque él es el maestro, lo admiro, respeto y quiero mucho. Claro que haría un dueto, pero andan muy ocupados, incluso ha habido pláticas con otros compañeros para grabar, pero no se ha concretado, tal vez porque duré como 5 años sin cantar, piensan que no estoy en mi mejor momento”.

Continúa Meño: “Después de salir de “Montéz” estuve con el grupo “Uranio”, en ese entonces tuve un problema con una gavilla de gente delictiva en el 2010, a raíz de eso no quedé muy bien de salud y duré 5 años en recuperarme. Yo pensé que no iba a volver a cantar y que no iba a volver a caminar, pero sané, volví y estoy cantando nuevamente, gracias a Dios no me pasó nada en las cuerdas vocales. Pero si duré como 5 años con mucho dolor y para poder volver a caminar nuevamente. Dios me dio la oportunidad de volver a cantar y estoy muy contento. Fue por el 2016 que volví a incorporarme a la música y ahora regreso con más experiencia y más mañas que antes”.

“Meño Ortega y su 223” tiene un disco grabado, aunque ahora está sacando sencillos en sus redes sociales, como “Dulce veneno” versión norteña, y actualmente prepara una balada de nombre “Ironías”, cuya promoción será apoyada su nueva oficina “Percor-Representaciones”, dirigida por el Lic. Oscar Pérez, y respaldada por su manager Francisco Galván.

“Estamos preocupados porque aún no sabemos cuando podremos trabajar, pero bendito internet que nos permite hacer transmisiones en vivo y estar en contacto con nuestro público. Me preocupa porque si no se reponen las fechas pospuestas, hay que regresar los anticipos y ya nos los estamos gastando, pero hay que tener fe”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *