Pide bajarse el salario

‘BIG BEN’ PARA APOYAR A ACEREROS

Jugará una campaña más con Pittsburgh

PITTSBURGH.- El mariscal de campo Ben Roethlisberger jugará al menos por otra temporada más con los Acereros de Pittsburgh.

Para llevarlo a cabo el QB también conocido como ‘Big Ben’ aseguró que su impacto en el tope salarial de 41.25 millones de dólares era insostenible y solicitó a la directiva Acerera una corte salarial para poder llenar los huecos en el roster.

Al respecto y durante su primera aparición pública tras la campaña pasada, el mariscal de campo aseguró que: “Fue mi idea. Le dije a la directiva que quiero ayudar al equipo de cualquier forma, por lo que les dije que haría lo que fuera necesario para ayudar al equipo a contratar a jugadores que nos ayuden a ganar. Para hacerlo, para firmar a jugadores, sentí necesario hacer pedir el corte salarial”, agregó.

ESPN dio a conocer que Roethlisberger, de 39 años, redujo su salario por cinco millones de dólares al firmar un nuevo contrato que quedará sin efecto luego de la temporada 2021.

 

EL FUTURO

El quarterback no quiso especular sobre su futuro: “Mi actitud será la misma de cada temporada, como si se tratara de la mi última temporada.

Es la actitud que se debe tener y no porque vaya a ser tu última temporada sino porque cada jugada en un partido podría ser la última de tu carrera.

Cada juego podría ser el último. Eso sólo significa que saldré a dar todo lo que tengo”.

“Nunca he mirado hacia el futuro. Siempre he mirado al aquí y ahira y eso es lo que es importante para mí esta campaña, darlo todo. Tengo el aquí y el ahora para este grupo de jugadores”, añadió.

“No jugué lo suficientemente bien al final de la temporada. No es un secreto y seré el primer en señalarme. Cuando el balón está en tus manos en cada acción, debes hacer las jugadas y tener mejor desempeño. Si el quarterback, o sea, yo, no juega bien, eso, especialmente al final de la temporada, se relaciona con ganar y perder.

“Me responsabilizaré por ese juego de Playoffs ante Cleveland y esos juegos. Sólo me sentí agotado y no jugué lo suficientemente bien al final de la temporada”, añadió.

 

EL CODO

La baja en su juego, aseguró se debió en parte a la cirugía en el codo a la que se sometió un año antes: “La reconstrucción fue total en mi codo y eso quizá haya tenido algo que ver, pero no hay excusas”, recalcó Roethlisberger.

“Mi brazo ya está sano y, obvio, jugué. Estaba sano, pero me parece que a quien se someta a una gran cirugía, como mi primer año después, regresa, pero, ¿realmente estás de regreso y te sientes bien?”.

“Mi brazo se siente bien. Me gustaría esperar a que avance la temporada y ver cómo se siente para responder a esa pregunta. Ahora mismo, se siente realmente bien”, insistió.

“El año pasado, lancé miles de balones en el receso de temporada, porque estábamos en rehabilitación. Este año, he vuelto a mi rutina normal con un poco de trabajo de físico en casa, pero, principalmente, con más tiempo libre. Le quité mucho tiempo a lanzar, así que espero, y realmente lo creo, que eso pagará dividendos este año”, puntualizó el reconocido QB.